FMI
FMI

Según lo ha señalado la directora general del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, si se quiere hacer frente a la crisis que se vive el FMI necesitará al menos 500 mil millones de dólares extras para cumplir con su rol, aunque en el futuro cercano llegará a un billón de dólares. Uno de los aspectos que preocupó fue el comentario respecto del riesgo que sufre el mundo frente a una crisis que podría acabar con la realidad económica que conocemos.

Con un panorama como el esbozado es normal que los mercados se muestren reticentes de apoyar dicha moción, de ahí que Lagarde haya mostrado inclinación por la adquisición de obligaciones conjuntas a través del llamado “eurobono”, de esta forma se sostiene en parte la idea de continuar con una moneda única en Europa a pesar de todo.
La consulta a los países miembros de Europa se está comenzando a hacer, aunque la preocupación está puesta sobre España e Italia, países donde la crisis golpea fuerte y podría llegar a una crisis de solvencia.

Para Europa el panorama cambiaría radicalmente si los recursos disponibles aumentaran ahora, pues así el FEEF (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera) vería con mejores ojos su paso a MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad) al aumentar aún más la capacidad – llegando a los 600 mil millones de dólares.

Resulta lamentable el hecho de que España e Italia sean los países más afectados en caso de que Europa no decida en su conjunto aumentar el aporte monetario, pero más lamentable aún es el revivir lo acontecido en los años 30 si Europa no toma las cosas en serio y evita caer en el proteccionismo y nacionalismo que en aquel entonces causó tantos estragos. Lagrade está consciente de que los tiempos han cambiado y las filosofías son otras, aunque advierte que la economía no admite muchas variantes, por lo que debe hacerse algo ahora.

Sarkozy pide ayuda para salvar el Euro

Lo dicho por la directora general del FMI no es un hecho aislado, sino más bien una consecuencia de otros acontecimientos como la rebaja a la calificación crediticia que muchos países de la zona Euro sufrieron recientemente. A lo anterior el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy pidió a los países miembros de Europa y a las instituciones mostrar “valentía” para rescatar al Euro como moneda única.

Ante los acontecimientos y, mientras estaba de paso por España, celebró las decisiones tomadas por el país ibérico para contrarrestar la crisis, señalando que el pueblo español está consciente de los tiempos que se viven y acepta con calma y lucidez las decisiones tomadas.

Puntaje: