Consejos para ser un ejecutivo exitoso

Diversos estudios han permitido demostrar que cerca de la mitad de los nuevos ejecutivos fallan en sus trabajos en un plazo aproximado de 2 años. Pareciera que ser ejecutivo hoy, requiere de diversas habilidades que no todos poseen.

Barbara Bridendolph, presidente de Crenshaw Associates (consultora de gestión) echa algo de luz sobre el tema diciendo que las claves para el éxito de los nuevos ejecutivos radican en la alineación de sus propios objetivos con el conjunto de objetivos estratégicos de la empresa; en el desarrollo de relaciones con todos los rangos jerárquicos; y en su integración en la cultura corporativa.

Para profundizar los dichos de Bridendolph, veamos entonces una lista con las cuatro claves destacadas para que los ejecutivos tengan éxito:

1

Habilidades personales blandas

Una parte sumamente importante en la selección de un candidato es el análisis, por medio del curriculum vitae y la entrevista, de sus habilidades personales.
Curiosamente, Barbara Bridendolph explica que son más importantes las llamadas "habilidades blandas" que las "habilidades duras".

Por habilidades blandas se entienden a las capacidades personales de empatía, comunicación, sociabilidad, etc. Por habilidades duras se entienden a los conocimientos específicos de un postulante, como inglés, sistemas, etc.

Bridendolph resume en pocas palabras lo más destacado de este punto: "¿El futuro ejecutivo puede desarrollar buenas relaciones con los principales interesados? ¿Tiene la habilidad interpersonal para comunicarse de manera efectiva? ¿Puede controlarse a sí mismo y a sus propias emociones? Estas son las claves del éxito ejecutivo".

2

No luchar contra la cultura empresarial

Muchos ejecutivos creen que entran a una compañía con el deber de comenzar una nueva era, una nueva cultura, y esta idea es sumamente errada.
Si el ejecutivo no se adapta a la cultura de la compañía, será rechazado en poco tiempo.

Es necesario aprender todo acerca de la compañía, desde los nombres de los compañeros o empleados de trabajo, hasta la jerga de la empresa, su historia y productos, el tipo de cultura que prima, ya sea competitiva o de colaboración, y demás detalles que hacen a la convivencia cotidiana en el trabajo.

¿De qué forma se puede aprender acerca de la compañía para la que uno ha comenzado a trabajar? Pues simplemente leyendo su sitio web, sus folletos y newsletters, comunicándose con los integrantes, etc.

3

Tener un plan y pedir ayuda

El plan que se recomienda a un nuevo ejecutivo, puede ser desarrollado por una empresa dedicada a la asesoría en recursos humanos o bien por el propio ejecutivo.

La especialista Bridendolph recomienda desarrollar un plan de 100 días que ayude, en principio, a identificar y entrevistar a otras personas dentro de la empresa que tengan interés personal en el éxito de la nueva contratación.

Esto puede hacerse hablando directamente con los empleados en cuestión, pues el objetivo es generar comentarios positivos, que ayuden al ejecutivo a elegir y seguir el camino correcto.

Luego de trascurridos 60 días en el nuevo trabajo, el ejecutivo deberá pensar si siente que está encajando allí. Aproximadamente a los 90 días, ya será momento de medir si se está teniendo éxito en el trabajo, es decir, si se está cumpliendo con lo que la gente espera.

De este modo y en diversas etapas, el ejecutivo será capaz de ser consciente acerca de su situación dentro de la compañía.

Finalmente, siempre es bueno contar con el apoyo de un mentor que sirva de guía para transcurrir con paso firme el camino hacia el éxito.

4

Objetivos alineados

No sólo es importante encajar en la cultura de la compañía, sino que algo mucho más destacado, es alinear los propios objetivos de trabajo con los objetivos y metas generales de la empresa.

Esto significa entender cómo la empresa trabaja y funciona, y desarrollar estrategias para mejorar tales procesos.

Finalmente Bridendolph aconseja: "Los nuevos ejecutivos tienen que encontrar un buen equilibrio entre escuchar, aprender y liderar".

Puntaje: