Fraudes electrónicos

Hoy la banca por internet es una herramienta común, pero lamentablemente es una de las vías más utilizadas para los llamados “fraudes virtuales”. Es por eso que estar atentos a todas las recomendaciones para no ser sorprendidos no está demás. Aquí hemos recopilado 10 formas de fraude virtual que utilizan los amantes de lo ajeno a través de internet, 10 pedidos que “jamás” tu banco te hará.

1

Un mensaje o correo electrónico solicitando tus datos

A pesar que suene gracioso y hasta absurdo, esta la manera más común que tienen de robar datos como el número de la tarjeta de crédito o su contraseña.

2

Enlace a la web del banco

La única manera de entrar a la página web de un banco es directamente, nunca entre a través de un enlace de otra web.

3

Solicitud de confirmación

Los bancos nunca envían las famosas “solicitud de confirmación”, ni por correo electrónico ni por mensaje de texto.

4

Advertencia de cierre de cuenta

Los bancos pueden prevenirte de un fraude, pero nunca te dará un plazo ni muchos menos una advertencia para que lo hagas.

5

Recoger tu tarjeta

El banco jamás envía a nadie a recoger tu tarjeta, tampoco la información de la misma (número, clave etc.).

6

Llamadas telefónicas solicitando información

El banco jamás lo llamará para solicitarle ningún tipo de información de su cuenta, ni de su tarjeta, ni mucho menos de sus contraseñas. Si recibe estas llamadas denúnciela a las autoridades o la su banco.

7

Desactivación de software

Esta es una de las nuevas modalidades de fraude, el banco nunca le pedirá nada técnico, ni mucho menos que desactive su software ni que deshabilite este programa.

8

Correos electrónicos del banco

El banco si envía correos electrónicos, pero siempre con el correo del banco, jamás desde otra web. Tenga cuidado que los estafadores utilizan correos electrónicos parecidos.

9

Aplicaciones

Hoy todos los banco cuentan con aplicaciones, nunca las baje de lugares dudosos ni caiga en la trampa de “la nueva aplicación del banco”.

10

El candado de la web

Siempre que ingrese a la web de su banco, constate que tenga un pequeño candado en la parte superior al lado de la dirección web de su banco; si no lo ve probablemente esté en una web fraudulenta.

Consejos extras

  • Cambie la contraseña de su banco regularmente.
  • Nunca use información personales en sus claves (fechas, edad, dirección, año etc.).
  • Reconozca los detalles y características de la web de su banco, así se hay algún cambio usted se percatará rápidamente.
  • Cuando salga de la web de su banco asegúrese de cerrar su sesión.
Puntaje: