Capacidad de ahorro
Capacidad de ahorro
flickr.com

Las viviendas hipotecadas por un valor de tasación muy por encima de su precio real, las altas tasas de desempleo, las deudas acumuladas con las tarjetas de crédito y los distintos préstamos y créditos al consumo solicitados durante los años de facilidad de acceso a la actividad crediticia, están pasando factura a un sinfín de familias.

El endeudamiento es un mal endémico que durante esta crisis global que se vive desde hace más de dos años, afecta a los gobiernos y a las economías familiares.

Una delicada situación de la que es muy complicado salir y que, como si de una espiral de destrucción se tratara, las propuestas para consolidar las deudas, terminan por ser un lastre aún mayor al
incrementar los plazos de vida útil de la deuda y los tipos de interés finales.

Sin embargo y antes de desesperarse, es importante saber que existen alternativas para lograr –a través de un buen asesoramiento- frenar la entrada en una situación de morosidad que podría llevarle a la quiebra y, por lo tanto, dañar seriamente su historial de crédito.

Revise su economía

Una de las acciones que debiera realizar diariamente como parte de sus rutinas, es la revisión de su presupuesto familiar. El análisis de sus gastos acumulados, sus deudas pendientes de pago, su capacidad de ahorro y su nivel de ingresos, es la mejor forma de detectar una posible entrada en una situación de morosidad.

Detectar a tiempo los posibles impagos, es fundamental. Debe saber que existen alternativas para resolver una eventual situación de impago, siempre que el problema se acometa antes de producirse o en el mismo momento.

Si no puede seguir afrontando sus obligaciones de pago o prevé que en un futuro cercano no podrá hacerlo, póngase cuanto antes en manos de un abogado especialista.

Reducción de gastos

Si aún no se le ha presentado una situación de impago, pero su capacidad de ahorro no alcanza los niveles requeridos para poder enfrentar una situación eventual, debe enfocarse en la reducción de estos.

  1. Evalúe la mejor manera de reducir gastos e incrementar su capacidad de ahorro
  2. Pague sus deudas siempre a tiempo
  3. Evite siempre el aplazamiento de sus deudas. Sepa que los tipos de interés aplicados a las deudas aplazadas son elevadísimos y suponen cientos de dólares anuales
  4. Si tiene préstamos vigentes, créditos con tarjetas y deudas acumuladas, evalúe la posibilidad de formalizar una póliza de seguros que le proteja en caso de encontrarse ante una enfermedad de larga duración o una pérdida de su puesto de trabajo. Los seguros le protegen con la continuidad de sus pagos, dándole un margen generalmente de un año, que le permitirá adecuar sus obligaciones de pago a su nueva situación y tomar las medidas oportunas antes de impagar sus deudas

Evalúe la posibilidad de obtener ingresos extras

Es cada vez más evidente, que los modelos productivos han cambiado, las altas tasas de desempleo estructural así lo indican. Es por lo tanto un muy buen momento para lograr ingresos extra que le permitan reducir su nivel de endeudamiento e incrementar su capacidad de ahorro. El ahorro que usted sea capaz de general le protegerá, tanto frente a gastos y situaciones imprevistas, así como facilitándole la reducción en el corto plazo de sus deudas asumidas.

Conclusiones, incremente su capacidad de ahorro y reduzca sus deudas

  • Como puede comprobar la atención constante de su presupuesto familiar, es la clave para el mantenimiento de su economía en niveles óptimos
  • Cumpla siempre con sus presupuestos establecidos. Evite incurrir en préstamos adicionales para pagar deudas pendientes
  • Incrementar su endeudamiento no le salvará del problema. Establezca un control adeudado de sus finanzas y nunca firme pólizas y contratos de los que no está seguro que pueda responder
Puntaje: