Una labor responsable

La falta de un historial de crédito o su reestablecimiento tras un período complejo económicamente, es ciertamente frustrante. Esta situación puede suponer que nunca podrá tener un crédito porque nunca lo ha tenido o, nunca más podrá tenerlo porque alguna vez, no todo funcionó como usted lo había previsto.

Cuesta, ciertamente, un trabajo ímprobo reestablecer un crédito cuando se han tenido problemas económicos en el pasado. Sin embargo, no todo está perdido. Afortunadamente, existen varias formas de trabajar un inexistente o damnificado historial de crédito para transformarlo en algo sólido que sea una buena carta de presentación.

Establecer un historial de crédito

Cuando siempre se han realizado los pagos en efectivo o con cheques, cuando se traslada la residencia a otro país o cuando se ha vivido una situación crítica que derivó en impago, es importante conocer cómo lograr que su expediente crediticio sea positivo, veamos por qué.

Un buen historial de crédito facilita su operativa bancaria común. El pago de servicios básicos y los trámites comunes, serán más económicos y fáciles con un buen historial.

Cuando necesite realizar alguna compra extraordinaria, muebles, ordenador, automóvil o, incluso, una nueva vivienda, su capacidad de lograr financiamiento, dependerá de su historial de crédito.

Laboralmente, en Estado Unidos es muy habitual que los empleadores revisen el historial de crédito antes de realizar una contratación. Existe una estrecha relación entre el puntaje de crédito y la responsabilidad para desempeñarse laboralmente.

Si necesita arrendar una vivienda, el ratio de su historial de crédito le abrirá muchas puertas ya que, para el arrendador, un buen historial de crédito aporta la tranquilidad de que usted cumplirá en plazo y forma con los compromisos.

Tarjetas de crédito e historial

Las tarjetas de crédito pueden convertirse en el instrumento perfecto para reestablecer o crear su historial de crédito. Adicionalmente, le permiten realizar compras por Internet, reservas de viajes, alquiler de vehículos, compras por grandes cantidades, controlar su presupuesto y, contar con efectivo en caso de emergencia.

Existen en el mercado tarjetas que le permiten formar o reestablecer su historial de crédito. Son tarjetas que funcionan a través de una vinculación con una cuenta denominada, cuenta de depósito. En ella ustedes depositarán las cantidades que garantizan el pago de su tarjeta de crédito y, adicionalmente, conformarán su límite de crédito. Este tipo de tarjetas de crédito, funcionan por un periodo de 12 meses, tras los cuales, usted podrá solicitar una tarjeta de crédito sin garantía y su historial de crédito habrá incrementado su puntaje.

Adicionalmente, las entidades emisoras ponen a disposición de los estudiantes, tarjetas que permiten pagar las necesesides de primer nivel y ocio, mientras establecen y conforman un positivo historial de crédito.

Otras alternativas

Si bien las tarjetas de crédito pueden ser muy útiles para establecer un historial positivo, tener sus cuentas – de vivienda, impuestos, etc. -liquidados a tiempo, facilitará esta labor.

Las tarjetas de crédito de tiendas y gasolineras le ayudarán a complementar su historial y a acumular puntaje.

Sea prudente con el crédito

En cualquier situación hay que utilizar el crédito con mucha prudencia y paciencia también, piense que podrá avanzar de una forma mucho más consolidada si utiliza sus herramientas de forma responsable.

Le recomendamos que utilice sus tarjetas de crédito sin exceder los límites, realizando el pago mínimo mensual e ir incrementando los pagos de forma responsable y siempre a tiempo, de esta forma y, sin darse cuenta, su historial de crédito irá acumulando puntaje y le abrirá las puertas de acceso a préstamos, crédito y tarjetas sin garantía.

Puntaje: