Dejar un trabajo siempre es difícil cual sea la razón, pero este trance debe ser llevado con mucho tino y dejar todo correctamente. Es por eso que hemos realizado un pequeño pero importante listado con 5 consejos que debes seguir antes de cerrar una relación profesional.

1

Dejar buena imagen y buenas relaciones

Terminar una relación laboral no significa pelearse, es por eso que dejar una buena imagen y buenas relaciones es fundamental, es muy probable que tu vida laboral se vuelva a cruzar con esa compañía o con algunas personas que trabajan en ella. Ser cordial y acabar en buenos términos es la mejor manera de salir de un puesto de trabajo y de una empresa.

2

Explicar las razones

En estos casos la honestidad es el camino a seguir. Si vas dejar tu trabajo por una mejor oferta, porque buscas algún cambio o por razones personales; cualesquiera que fueran la razón debe ser comunicada a tus jefes. Hacerlo hablarán bien de ti y te dejará una buena imagen.

3

No rompas vínculos

Deja tu trabajo no significa olvidarte de él, de tus compañeros y de tus jefes. En el mundo laboral los contactos siempre son importantes, no rompas vínculos con tu antiguo trabajo, no sabes cuándo podrás necesitarlos o quién sabe volver.

4

Coordina tu partida

Este punto tiene que ver estrechamente con el primer punto de esta lista (Dejar buena imagen). Dejar todo bien y coordinado habla bien de ti y deja una buena imagen de ti y de tu profesionalismo. No olvides comunicar a la empresa de tu partida en un tiempo prudente para que busquen un reemplazo o realicen los cambios necesarios.

5

Escucha sus propuestas

Muchas empresas esperan estos momentos para realizar nuevas ofertas o proyectos, a pesar que hayas decidido dejar la empresa o compañía, si esta tiene una nueva propuesta para “retenerte”, escucha esa nueva oferta quizás te convenga más que abandonar tu trabajo. A veces los cambios y mejoras se dan de esta manera. Te sentirás más valorado e importante. No cierres ninguna posibilidad.

Puntaje: