Conflictos en el trabajo
Conflictos en el trabajo

Es común que dentro del lugar de trabajo, entre los propios compañeros o entre un jefe y un empleado, surjan rigideces, incomodidades, malentendidos o conflictos, que deben ser resueltos de inmediato para poder continuar con el arduo trabajo cotidiano.

Veremos entonces, algunas formas de resolver los conflictos en el trabajo, en paz y con buenos resultados.

Buena comunicación

Un elemento indispensable para toda compañía es la comunicación fluida, tanto a nivel horizontal como vertical. Pensemos algo muy simple: ¿Cómo resolvemos un problema con nuestra pareja o amigos? Pues la respuesta es hablando, lo cual se aplica a todos los ámbitos de la vida.

Ya sea que exista un conflicto con un compañero de trabajo o con un directivo de la compañía, no hay mejor opción que enfrentar el problema e intentar dialogar con la persona en cuestión para dejar de pensar en supuestos y comenzar a manejar verdades.

Ahora bien, la comunicación es una arma increíblemente poderosa, que hay que saber usar de manera inteligente, teniendo en cuenta a quién nos dirigimos y con que objetivo; es necesario formular las frases primero en la cabeza y luego verbalizarlas, para así evitar herir a las personas y generar un problema aun mayor.

Comunicarse implica no sólo saber hablar, sino también saber escuchar, estar dispuesto a oír lo que nos dicen e intentar comprender el objetivo e intención de tal mensaje.

El tiempo corre

Otro elemento de gran peso en la resolución de conflictos es el tiempo, no hay que permitir que un conflicto pequeño se haga más grande lo que es; usted puede hacer algo antes de que estalle un conflicto o inmediatamente después de que explotó. Si usted nota que hay pequeñas incomodidades con un compañero o directivo, intente buscar el momento propicio y vea cual puede ser el problema, converse con la otra persona, muéstrese interesado en tener una buena relación; de esta forma es posible evitar que un conflicto se desate.

Si en cambio, el conflicto explotó entre usted y algún otro miembro de la compañía, trate de conversar al otro día, averigüe que pasó, que fue lo que le molestó a la otra parte, no deje que pase el tiempo; de esta forma evitará que el enojo se adueñe irreversiblemente de la situación.
Consejos

Tenga en cuenta algunos de los siguientes consejos al momento de intentar resolver un problema en el trabajo.

  • Cree un entorno propicio para hablar tranquilo
  • Primero pregunte, luego hable
  • Escuche atentamente dejando su orgullo y ego de lado
  • Entienda que la otra parte puede pensar diferente
  • Sea claro en su planteamiento
  • Lleve adelante la conversación en términos de soluciones, no de quién tiene la razón
  • Busque posibles soluciones al conflicto junto a su interlocutor
  • Intente llegar a un acuerdo que convenga a ambas partes
  • Cumpla con su palabra

En caso de que la conversación se torne compleja, tenga en cuenta algunos otros puntos.

  • Si lo agreden, actúe con tranquilidad, nunca devolviendo la agresión
  • Si la otra persona no desea hablar, intente encontrar un momento más adecuado
  • Si la conversación se torna imposible, busque a un intermediario objetivo

Conclusión resolución de conflictos en el trabajo

Los conflictos son naturales en cualquier entorno de trabajo, pero también lo son la capacidad de hablar, de escuchar y de comprender, se trata de acciones inherentes al ser humano, que sólo necesitan ser puestas en práctica con mucha más frecuencia que la ira.

Puntaje: