El clima influye en el crecimiento del desempleo

Por debajo de las estimaciones previstas, el mercado laboral estadounidense está reflejando bajas en sus estadísticas más recientes, con solo 36.000 nuevos empleos en enero, y un promedio de 13.9 millones de personas aun sin empleo. El número de puestos de trabajo es decepcionante para la población, pero puede explicarse por factores como los recientes despidos de empleados gubernamentales, y las condiciones climáticas adversas que se han acentuado en los últimos días. Los economistas dicen que los números no dan para mantener el ritmo de crecimiento normal y esperado.

La semana que concluyó el 22 de enero, presentó cifras que a juicio del Departamento de Trabajo, están distorsionadas por un duro clima invernal en gran parte del país. Al menos en cuatro estados se reporto un incremento de la tasa de desempleo directamente relacionado con las tormentas y fuertes vientos que azotan muchas regiones.

La crisis persiste en este sector

Para Steve Blitz, economista senior de la empresa ITG Investment Research, aun tomando en cuenta el factor clima, el crecimiento del empleo todavía no es lo que se esperaba. Las compañías privadas sumaron 50.000 empleos, mientras el gobierno agregó unos 14.000 puestos en algunos niveles estadales y locales. Otros indicadores sin embargo, apuntan a una acelerada recuperación, un ejemplo son algunas cadenas de tiendas por departamento, cuyas ventas están creciendo a un ritmo incluso más rápido de lo esperado.

Otro año difícil para la construcción

Los sectores con mayor crecimiento de empleo son los relacionados con atención a la salud, manufactura y comercio, entre tanto, la construcción se queda rezagada, con una pérdida de puestos de trabajo de unas 32.000 plazas el último año. Este sector es uno de los más golpeados por las tormentas de nieve, junto con los servicios de transporte, que restan 38.000 empleos.

Según Brantley Barrow, presidente de Hardin Construction, especializada en edificios de oficinas, hoteles y centros comerciales, aunque la economía en general esté mejorando, a este sector le espera otro año difícil, hasta que las cosas comiencen a mejorar.
En un informe anual sobre revisiones de referencia del Departamento de Trabajo, se sugiere que el crecimiento del empleo en el 2010, en realidad fue inferior a lo reportado. Este documento incluye el alza registrada en los meses de noviembre y diciembre, con cifras de aumento de 71.000 a 93.000 y de 103.000 a 121.000 nuevos empleos respectivamente.

Datos contradictorios: ¿hay o no hay desempleo?

Las encuestas y reportes indican que la desproporción en trabajos para las personas menos calificadas, se mantenía pronunciada en enero 2011, siendo la tasa de desempleo de quienes cuentan sólo con el diploma de secundaria de 14,2 %, mientras que la tasa de desempleo de los profesionales universitarios es de 4,2%.

Sin embargo, según la firma RM que posee una franquicia de 700 oficinas de reclutamiento en Estados Unidos, las empresas están haciendo solicitudes para las áreas de tecnología de la información, ingeniería y empleos de atención a la salud. Incluso se presentan casos de falta de personal para cubrir los horarios. Para estos reclutadores, se está volviendo difícil encontrar verdaderos talentos.

Por su parte los números reflejan la valoración hecha por el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanken, en el sentido de que hasta que se vea un período sostenido de creación de puestos de trabajo, no se puede considerar la recuperación como un hecho establecido.

Puntaje: