Jubilación
Jubilación

De acuerdo a la información suministrada por Hispanic Institute y Americans for Secure Retirement (ASR por sus siglas en inglés), en Estados Unidos los hispanos enfrentan más dificultades para preparar su jubilación el resto de la población en la región.

Con cifras pesimistas para los hispanos en Estados Unidos, siempre será importante y conveniente el aprender a planificar el retiro, y para ello es preciso considerar diversas reglas que contribuirán a que en nuestro futuro financiero – cuando ya no trabajemos – sea tranquilo y venidero.

Para los hispanos en Estados Unidos, el problema de la jubilación se acentúa por tres situaciones bien específicas, cuales son: falta de acceso a planes de jubilación por temas relacionados con el empleador, bajos niveles de ahorro personal, y falta de conocimiento sobre temas previsionales. Siendo esta la realidad que viven millones de latinos, no sólo en Estados Unidos, el presidente del Consejo Ejecutivo del Instituto Hispano – Gus West – señaló que cada uno de los obstáculos mencionados es superable con una buena orientación.

Con la idea de planear el retiro con tiempo, conseguir una buena jubilación y disminuir los escollos a superar mediante un accionar planificado, Bill Losey – estratega de retiro en Estados Unidos y autor de diversos títulos sobre el tema – recomienda seguir los siguientes cinco consejos:

1

Ahorro automático

Es posible que parezca a muchos una regla tonta, pero lo cierto es que siguiéndola se obtienen excelentes resultados. Si cada vez que nos paguen nos dedicamos en ahorrar un pequeño monto mensual (fijo ojalá), las perspectivas de ahorro mejorarán ostensiblemente, aunque es necesario automatizar el proceso para evitar que el hábito se interrumpa.

Es preciso recordar aquel proverbio que dice:

“No digas todo lo que sabes, no hagas todo lo que puedes, no creas todo lo que oyes, no gastes todo lo que tienes,

Porque

El que dice todo lo que sabe, el que hace todo lo que puede, el que cree todo lo que oye, el que gasta todo lo que tiene,

Muchas veces

Dice lo que no conviene, hace lo que no debe, juzga lo que no ve, gasta lo que ni tiene.
Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice”.

2

Ahorra un tercio de tus aumentos

El sueño de toda persona es conseguir recompensas por un trabajo bien hecho, un reconocimiento por el profesionalismo con que realiza las cosas, hablamos del tan anhelado aumento de sueldo para los dependientes. En este caso, la regla dicta que debemos ahorrar 1/3 del aumento (adicionalmente al ahorro sugerido en el punto 1). De esta forma, obtenemos un aprovechamiento del 2/3 de lo que nos han aumentado y hacemos crecer nuestros ahorros futuros por medio de la tasa de ahorro.

3

Olvídate de tu edad y ahorra

Para muchos el tiempo de ahorrar es la juventud, ya que más tarde se vuelve difícil por el aumento de las responsabilidades ¿Crees eso? Este es el tipo de cosas que no tiene asidero real y termina por fastidiar nuestros planes de retiro. Siempre que tengamos la oportunidad de ahorrar debemos hacerlo, no importa la edad que tengamos.

Es cierto que el ahorro desde la juventud reporta más beneficios que comenzar a los 50, pero ¿Acaso el ahorro no es siempre lo mismo? La única diferencia entre ahorrar desde los 20 es que tendremos un mejor interés global y un monto que, debería ser, superior al que conseguiremos ahorrando 30 años más tarde.

4

Cuídate de los giros indiscriminados

Siempre deberás recordar que, mientras menos giros realices, mayor será la rentabilidad que obtengas, por lo que tendrás más dinero durante más tiempo. Por el contrario, mientras más dinero saques, más inflación se generará y el dinero reservado tenderá naturalmente a durar menos.

5

Infórmate

En los tiempos en que vivimos, la información a la que tenemos acceso es total, por lo que no hay excusas para no informarse sobre los tipos de retiro que existen o las ofertas que se nos hacen a la hora de jubilarnos. Es responsabilidad de cada uno aprender finanzas básicas para saber administrar lo suyo o lo que será suyo en un futuro próximo ¿Sabes lo que necesitas?

Puntaje: