La economía mundial se recuperó enérgicamente el pasado año, no obstante es probable que este 2011 la situación no sea la misma, según el Conference Board, la organización mundial de asesoría e investigación económica.

El Conference Board Índice Económico (LEI) de Estados Unidos aumentó un 1 por ciento en diciembre, y según Ataman Ozyildirim, economista y funcionario de la organización, si bien los puntos LEI demuestran una economía en expansión, la ganancia puede ser desigual.

Vientos en contra en los primeros meses

Esta ganancia en diciembre fue liderada por los precios de las viviendas, las diferencias en las tasas de interés, las solicitudes de seguros contra el desempleo y las expectativas de los consumidores. Los grandes aumentos de noviembre y diciembre, muestran que después de una breve pausa evidenciada en el segundo trimestre del año, el LEI retomó la clara tendencia al alza que se inició en mayo del 2009.

Para Ken Goldstein, otro economista de The Conference Board, este aumento sugiere que la economía está recibiendo una suerte de “viento en popa” sin embargo todavía debe enfrentar algunos vientos fuertes en contra, al menos en el mediano plazo. Para el especialista, es muy probable que la economía continúe cobrando impulso en el 2011.

Comparaciones con Europa

En la zona euro, la productividad superó a Estados Unidos en el 2010, pero esto puede ser temporal, afirma el especialista en economía Bart van Ark, Jefe de The Conference Board.

"Las pérdidas de empleo en Estados Unidos han sido muy graves, y todo los relacionado a este sector afecta la productividad, en tanto que los programas de empleo en Europa, arrojan menos puestos de trabajo pero también un margen menor de asignaciones a los sectores productivos", dijo el experto a una publicación.

El crecimiento de la productividad en Estados Unidos aumentó alrededor de 2,8% en el 2010, y debería disminuir cerca de un 1,1% este año, según los cálculos hechos por la citada organización mundial, mientras que en la zona euro, la productividad debe bajar a 1,3% para el mismo período.

La productividad y el crecimiento del empleo pueden arrojar cualquier resultado a raíz de la recesión severa recientemente experimentada, asegura Bart van Ark. “En todo caso, la tendencia de crecimiento de la productividad subyacente en Estados Unidos continúa siendo más fuerte y sólida que en Europa”, concluye el economista.

Puntaje: