Conflicto Nicaragua vs Costa Rica
La foto muestra el error existente en Google Maps, mientras que el Mapa de Bing presenta la demarcación territorial correcta

La capacidad mediadora de la Organización de Estados Americanos, OEA, atravesó una dura prueba por varios días durante los cuales, su capacidad de mediación y su vigencia como interlocutor, estuvieron en tela de juicio ante la opinión pública mundial. A pesar de los retardos, el organismo logró dar una respuesta a la reciente disputa territorial que enfrentan Costa Rica y Nicaragua, instando a éste último país, a retirar sus tropas de la zona en conflicto.

Sin embargo, el gobierno de Nicaragua, desconocerá la resolución emanada del organismo internacional, por considerar que carece de validez.

El diferendo limítrofe se mantiene en torno a una porción de territorio que, en los registros y mapas oficiales, aparece como perteneciente a Costa Rica, y que en la actualidad, se encuentra tomados por fuerzas militares nicaragüenses.

Origen del conflicto

Si bien, los problemas fronterizos entre ambas naciones se remontan a siglos anteriores, y han persistido desde que el 15 de abril de 1858, cuando se firmó el tratado Cañas-Jerez, que reconoció la propiedad del río San Juan a Nicaragua, fue a partir del 21 de octubre pasado cuando la situación se agravo sustancialmente.

Basándose en un mapa difundido en Google Maps, que señalaba el territorio en cuestión como perteneciente a Nicaragua, un contingente de soldados del ejército de ese país, ocupó la zona conocida como Isla Calero, ubicada en el vértice nororiental del suelo costarricense, y allí permanece acantonada desde entonces.

Finalmente una resolución

Tras semanas de intensas negociaciones y una votación fuera de serie, la OEA aprobó una moción que insta al gobierno nicaragüense a retirar sus tropas de la zona fronteriza, asimismo, llama a ambos países a iniciar el diálogo.

Esta decisión fue calificada por Costa Rica como “un triunfo diplomático”, y la presidenta, Laura Chinchilla, agradeció el apoyo contundente que le dieron 22 de los 27 países presentes en la reunión del Consejo Permanente de la organización. Los dos únicos países en oponerse al acuerdo fueron Nicaragua y Venezuela, aparte de existir tres abstenciones.

Nicaragua responde

Por su parte Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, anunció en conferencia de prensa, que su gobierno considerará retirarse de la Organización de Estados Americanos, tras la resolución emanada del organismo, “tenemos que considerar seriamente nuestro retiro de la OEA”, afirmó el presidente, ratificando además, que no retirará las tropas de la zona en conflicto.

“Nicaragua ha perdido toda credibilidad en la OEA”, aseguró, para concluir informando que ya no se procederá a convocar la reunión de cancilleres prevista, como otro mecanismo para superar las diferencias que enfrentan a los dos países.

Google, el tercer involucrado en el conflicto

Es innegable el papel cada vez más preeminente de los medios digitales, así como de su poder económico y político. Como se ha señalado, el problema fronterizo entre los dos países es de vieja data, sin embargo, el detonante de la reciente crisis lo aportó Google Maps, al publicar mapas con un error de 2,7 kilómetros, que señalaban a la isla Calero como territorio nicaragüense.

Un costoso error

El geógrafo Charles Hale, vocero del equipo de Google Maps, explicó que “fuimos informados de un reclamo fronterizo que tomó por referencia las fronteras entre Costa Rica y Nicaragua, aparecidas en nuestros mapas, por lo que nos dirigimos a nuestro proveedor, el Departamento de Estado norteamericano, y constatamos que, efectivamente, hubo un error de hasta 2,7 kilómetros de territorio.”

De manera inmediata, el gobierno nicaragüense a través de su canciller, Samuel Santos, se dirigió a Google, exponiendo que los trazos aparecidos en sus mapas, eran correctos, por lo que solicitaba que no fueran modificados. A partir de ese momento, el ejército nicaragüense se apostó en la isla, con los resultados ya conocidas.

Posteriormente, Hale agregó que el organismo oficial corrigió el material, y el equipo está trabajando en la actualización de los mapas.

Uso indebido según el gigante de la web

La empresa Google señaló que un sistema como Google Maps no puede ser usado como referente para decisiones de índole militar y político entre dos países. Para la empresa, es impensable que decisiones de esa naturaleza se tomen basándose en un material diseñado como un producto para el consumo de público y empresas.

Según Daniel Helft, directivo relaciones públicas de Google para América Latina, los términos de servicio contienen referencias explicitas que limitan la responsabilidad de la empresa, ante la inexactitud de los contenidos, que se recibe de terceros. En esos casos, se procede inmediatamente a corregir los errores.

Puntaje: