Mercado laboral

Asistimos a nuevos tipos de negociación, nuevas categorizaciones, nuevas estructuras jerárquicas y nuevos órdenes laborales, basados en un modelo productivo innovador del que aún no se conocen bien sus aspectos fundamentales.

El nuevo orden, empleados y categorías

De acuerdo a los estudios de mercado, las empresas dividirán a sus plantillas en tres categorías fundamentales.

  • Trabajadores imprescindibles, parte fija de la empresa, generalmente el área técnica y directiva
  • Trabajadores especializados, son trabajadores con alto grado de calificación que, bien en la modalidad de autoempleo y teletrabajo, o bien a través de su presencia en la empresa con contratos especiales, conformarán el mayor capital humano de las empresas
  • Trabajadores temporales, contratados de forma eventual en función de las necesidades puntuales de la producción

Nuevos modelos, necesidad de adaptación

Nuevas condiciones económicas, nuevos sectores responsables del crecimiento, nuevas áreas de expansión… todo ello comporta una adaptación, tanto de los contratos que se realicen, como de las formas en las que se negocie.

La reducción de costos y la búsqueda de objetivos distintos, está derivando en la exigencia de encontrar un modelo de negociación adecuado en la relación empresa- trabajador.

Un mercado sin edad y sin geografía

Si bien es cierto que la edad ha sido un factor determinante en el acceso al mercado laboral, los nuevos modelos productivos basados en la contratación de profesionales en la modalidad de autoempleo, cuentan como una de sus principales fortalezas, con la eliminación de dos barreras hasta ahora muy limitantes.

  • El factor edad
  • La presencia física

Debilidades del nuevo sistema

Nos encontramos entonces ante un mercado laboral novedoso y desconocido, impuesto por las necesidades de las empresas y de los trabajadores y que se encuentra en su fase más incipiente, por lo que tiene aún, muchas aristas vulnerables que pulir.

  • Relaciones económicas
  • Incertidumbre
  • Falta de experiencia
  • Cambio total de la forma de enfrentar la actividad laboral

Estos son algunos aspectos que, sin duda, aún frenan a muchos trabajadores y empresas a funcionar bajo el paraguas de la contratación de trabajadores autónomos.

Ventajas, grandes aliadas

  • Una nueva salida
  • La posibilidad de trabajar para varias empresas con distintos perfiles y operativas en distintos mercados
  • La libertad laboral
  • Mayores oportunidades

Si bien es normal que en el momento actual, tanto empresas como trabajadores se muestren un poco perdidos en relación a este nuevo modelo y esta nueva forma de negociación laboral, lo cierto es que la planificación, el establecimiento de objetivos y, como siempre; la constancia, la persistencia y la responsabilidad, son un punto de partida para lograrlo.

Cómo negociar en el mercado laboral del nuevo ciclo

Debe tener presente que la empresa buscará principalmente la reducción de costos, la contratación de personal en la modalidad de autoempleo es en sí misma, un ahorro para las empresas. Para establecer un plan de negociación, se deben seguir una serie de pasos fundamentales.

  • Establecimiento de un modelo productivo sencillo
  • Planificación de las actividades, periodicidad y objetivos de la actividad
  • Asignación de tiempos y objetivos
  • Calificación de actividades por orden de importancia
  • Designación de equipo y establecimiento de responsables

Una vez establecidos todos estos conceptos y en el momento en el que se tengan claras las funciones a realizar, las áreas de desarrollo en las que se desenvolverá y el personal a cargo que tendrá, es posible realizar un estudio de mercado que le permita saber qué está ofreciendo la competencia y cual es el rango salarial en el que se mueve el mercado.

Aproveche las fortalezas de su situación

Si usted opta por prestar sus servicios a una empresa bajo la modalidad de trabajador autónomo, debe lograr entregar un valor añadido. Esto es fundamental, especialmente si tenemos en cuenta que las economías afectadas por la crisis económica, tienen altas tasas de desempleo y es precisamente esta variable, la que peores proyecciones contempla.

Conclusiones, para desenvolverse en el nuevo mercado laboral

  • Establezca un área de desarrollo
  • Opte por el empleo tradicional o la prestación de servicios en la modalidad de trabajador independiente o, quizá, ambas
  • Tenga muy claras todas las variables antes de comenzar la negociación. Tiempos, actividades a realizar, gestión, administración, equipo de trabajo, necesidades de la empresa, trabajo a realizar
  • Evalúe el mercado y conozca el baremo, tanto salarial como de condiciones de trabajo, en el que se mueve el mercado
  • Logre establecer un valor añadido que le haga distinto a otros empleados

Como en todo proceso de cambio, la adaptación y la modificación de hábitos arraigados, así como la constancia y la responsabilidad serán sus máximos aliados.

Puntaje: