Las ventas en Estados Unidos aumentan a fin de año

En una economía deprimida, pocas cosas son mejores que el aumento en las ventas que se ha observado durante el último fin de semana, pues se superaron los récords del 2009 y las personas finalmente se animaron a salir a la calle y comprar como lo hacían antes de la crisis. La sorpresa más grande fue que las ventas online fueron las que más subieron en preferencia, algo que vaticina unas fiestas de fin de año muy interesantes para los minoristas.

No solo ahora se pueden ver ventas elevadísimas, sino también a comienzos de noviembre, cuando se utilizaron estrategias para incentivar las ventas online por medio de propagandas y programas especiales de compra apodados como “ciberlunes”. La clave está en ofrecer una variedad de productos tan interesante que sea conveniente para cada consumidor en lo personal, y para regalar al resto de familiares y amigos como una “oportunidad irrenunciable”.

Aunque los pronósticos son favorables para los vendedores minoristas, éstos aún no saben con certeza hasta qué punto las personas estarán dispuestas a comprar regalos o presentes en esta Navidad 2011, pues a pesar del optimismo con que se ven estas cifras, seguimos estando un poco lejos del ideal esperado por todos los que viven la depresión económica. Aunque las oportunidades de compra son muchas, el 9.6% de desempleo es el factor disuasivo que impide que se gaste con mayor libertad, por lo que la pregunta principal es, ¿podrán las nuevas ofertas hacer olvidar el riesgo del alto nivel de desempleo?

El problema de las ofertas es que son un arma de doble filo, puesto que si bien es cierto que un bajo precio atrae una mayor cantidad de compra, también hay quienes declararon al ser preguntados que con mucho menos presupuesto que el año pasado ya terminaron las ventas de fin de año, ¿puede ser eso verdad? Sí, es posible ya que el nivel de ofertas es tan grande, que los minoristas juegan más a entusiasmar a los consumidores y hacerles las compras fáciles para que aumenten el gasto en el carro de compras, pero hay quienes aún así se miden y consiguen un descuento al comprar lo mínimo.

¿Cuál es el descuento más apetecido?

Los descuentos más valorados en el último tiempo han sido los LCD, los que en el llamado Viernes Negro anterior causaron furor y contribuyeron a elevar el nivel de ventas hasta $10.700 millones, cifra que superó en un 0,3% el valor del 2009. ShopperTrak se preocupó de certificar esta cifra y cuenta con 70 mil tiendas.

Las bajas de precio en televisores LCD han llegado hasta un 20%, por lo que las ventas subieron a más del doble de lo observado a comienzos de principio de año. Las bajas son tan interesantes que inclusive el viernes negro termino siendo afectado, pues a comienzos de noviembre las ventas fueron también muy elevadas. El balance para las ventas del Viernes Negro aumentaron en el 2010 un 2.2% respecto del 2009.

Cerca de 212 millones de consumidores visitaron las tiendas según lo señalado por la FNM (Federación Nacional de Minoristas). En esta estadística además se agregan las visitas a sitios en Internet. La consultora de IBM Coremetrics señaló que desde el jueves pasado hasta el sábado 27 de noviembre, las ventas subieron en un 14% gracias a las ofertas especiales del Black Friday.

Las compras realizadas en Internet, según comScore, aumentaron en un 13% desde el domingo, llegando así a $11,600 millones, cifra que es mayor a la conseguida en el 2009 durante el mismo periodo.

Puntaje: