Prensa y medios
Prensa y medios - flickr.com

La herencia juega un rol fundamental en todos los aspectos de la vida. Es capaz de generarnos enfermedades o librarnos de ellas, potencia ciertos aspectos de la personalidad y a la vez es capaz de ensombrecerlos. La cultura se hereda, la salud en muchas ocasiones también, la educación se transmite al igual que el comportamiento.

El blindaje mediático que se respira es innegable en ciertos aspectos puntuales de las naciones. Según se mire, puede resultar incuestionable y necesario: ya sea en temas políticos que no se desvelan, personalidades o temas de los cuales no se habla hasta que caen en el olvido y esto, que en muchas ocasiones es lisa y llanamente indiferencia, termina por ser parte de la normal conducta de un país. Puertas adentro se es así, se pueden heredar las actitudes del pasado, se arrastran los modelos y se adaptan a la democracia que se respire, sea veraz o llena de algunos tintes de engaño.

Puertas afuera también se puede ser así, de hecho es lo “normal”. La importancia que se le da al mundo exterior, mucho más si éste está lejano es nula.

Sin embargo, en un mundo globalizado nadie está afuera del todo. En menos de un segundo es posible estar al tanto de lo que ocurre en el otro extremo del planeta. Cierto es que algunas naciones le dan más importancia que otras en la difusión de la información.

Lo que se advierte hoy en día es la asimetría existente en el avance de una información, sea ésta según de dónde provenga, entre medios españoles y latinoamericanos. América Latina siempre ha visto y mirado con orgullo al viejo continente. Con admiración y respeto. Lo que proviene de allí es difundido con entusiasmo o sorpresa, pero es dado a conocer de modo inmediato, incluso creando patrones, queriendo establecer similitudes. Y otra vez la herencia de por medio. La cultura europea tan arraigada, querida y apreciada por sus pares latinoamericanas. Sin embargo lo que procede de estos sitios que han albergado, protegido y diseminado la cultura de los antecesores, puede o no ser noticia por los medios españoles. Indiferencia, falta de conocimiento, desinterés. Motivos pueden ser muchos.

Algunas posibles causas del por qué no se acrecienta la cantidad de noticias de Latinoamérica en España

  • Selectividad de las noticias
  • Sesgo conservador de la mayoría de los medios tradicionales españoles
  • Indiferencia, falta de interés y desconocimiento sobre culturas, sociedades y políticas extranjeras

Según el censo del Instituto Nacional de Estadística -INE- el 2009, los extranjeros residentes en España conforman el 12 por ciento de la población.

En pocas décadas, este país ha pasado de ser una nación emisora de emigrantes a ser un receptor espectacular de extranjeros que deciden continuar con sus vidas en un país ajeno

Estas personas tienen sus modos de seguir en contacto con sus países de origen gracias a los avances técnicos y a la inmediatez de la información que pueden encontrar en Internet. Escuchar las emisoras y programas de toda la vida, leer los periódicos online o incluso ver programas de televisión que han quedado en sus naciones son las alternativas que se tienen para seguir en contacto con las raíces. Situaciones que no se pueden experimentar a través de los medios tradicionales de comunicación españoles.

Características de una prensa hermética

  • Pocos periodistas asignados en diferentes partes del mundo para cubrir las noticias
  • Cada vez menos espacios de prensa internacional en los medios tradicionales
  • Según los medios de prensa, existe apatía por parte del público por conocer lo que ocurre en el extranjero
  • Acontecimientos que ocurren más allá de las fronteras que no tienen ninguna vinculación con lo que sucede en España
  • Las noticias de los extranjeros residentes en España no son tomadas como noticias locales del país, lo cual no es un dato menor teniendo en cuenta el grado de inmigrantes que aquí viven

Lo cierto es que en Latinoamérica muchas de las oficinas de corresponsalía se han cerrado. La crisis económica mundial también ha afectado a que no se pueda mantener debidamente a los profesionales que se desplazan a vivir en el extranjero y si a esto se le suma el poco interés que despierta el acontecer internacional, no tiene sentido mantener algo que no da rédito alguno.

Los motivos son muchos y se entrelazan entre sí. Lo ideal sería mantener un equilibrio en donde se pueda conocer también de manera uniforme lo que ocurre en otras partes del mundo y no solamente exhibir la noticia extranjera cuando ocurre una tragedia o acontecimiento de gran magnitud.

Puntaje: