Teletrabajo

El teletrabajo (tener un empleo que se puede desarrollar desde el propio hogar) está teniendo cada vez más auge por varias razones. La crisis global hace que las empresas adapten las herramientas y reduzcan costos teniendo a profesionales que desde diferentes partes del mundo desempeñan una tarea en particular. Hay muchas especialidades que no necesitan estar in situ para desenvolver una tarea, lo cual es una gran ventaja para ambas partes. Sin duda, el gran crecimiento de las tecnologías y las redes informáticas ha hecho posible el surgimiento de esta nueva modalidad que cada vez tiene más adeptos.

Cuáles son las profesiones que pueden utilizar la modalidad del teletrabajo

  • Actividades orientadas a las telecomunicaciones
  • Tareas que aplican el uso de tecnologías
  • Distribución
  • Investigación y desarrollo de software
  • Diseño gráfico
  • Servicios de traducción
  • Periodismo
  • Servicio al cliente

Ventajas para el empleado

  • Mayor flexibilidad en cuanto a horarios
  • Menores costos en traslado y alimentación
  • Mayor índice de productividad
  • Inserción laboral de los trabajadores con alguna discapacidad
  • Flexibilidad en cuanto a país de residencia. Al teletrabajador se le abren muchas más fronteras ya que cualquier empresa mundial puede contar con sus servicios

Beneficios para la empresa

  • Se gasta mucho menos en mobiliario
  • Reducción de gastos en servicios
  • Menores gastos previsionales

Desventajas para el trabajador

  • Aislamiento social
  • Regulación legal inexistente
  • La adaptación al cambio no suele ser fácil

Diversos tipos de teletrabajador

  • Permanente: es aquel que trabaja habitualmente desde su domicilio
  • Discontinuo: es aquel que trabaja a veces desde su hogar, pero también lo hace desde una oficina

Datos interesantes a nivel mundial

  • En Estados Unidos más de diez millones de personas trabajan de este modo
  • En Europa se prevé que esta cifra sea alcanzada en aproximadamente cuatro años. Más de 1,8 millones de europeos desempeñan sus tareas desde un ámbito que no es una oficina tradicional
  • 160.000 teletrabajadores hablan en español
  • España e Italia son los dos países que se encuentran por debajo de la media europea
  • Según datos de Telework data Report, Finlandia es el país que más opera con esta modalidad, llegando a tener en 1999 al 10,8 % de su población teletrabajando. Lo siguen Holanda (8,3%), Suecia (8%), Dinamarca (6,6%), Reino Unido (4,8 %), Alemania (4,4 %), Italia (2,9%) y España (2%)

Aunque cada vez más las empresas están contratando a gente que trabaje desde sus hogares y que resida en cualquier parte del mundo, no se cuenta con un marco regulatorio que ampare debidamente al empleado en el que se cree una ley global ya que este tipo de contratación carece de fronteras y debe ser protegida de igual modo que un trabajo convencional.

Puntaje: