La cantidad a invertir en una anualidad, dependerá básicamente de las necesidades financieras que posea, pues se aplicarán penalidades si necesita sacar dinero de ésta antes de tiempo.

Una de las ventajas de la inversión en anualidades, es que el límite de inversión es ilimitado, no así planes similares como el conocido 401k y la cuenta IRA.

Sin importar que el tipo de anualidad que usted haya escogido sea inmediata o diferida, cualquiera sea el monto que decida invertir para ésta deberá pasar por algunas de las siguientes consideraciones:

  • Necesidad financiera actual y futura
  • Metas financieras al largo plazo
  • Portafolio de ahorro/inversión actual –en caso de poseer alguno
  • Alternativas de inversión disponibles y comparación de beneficios entre éstas

Invertir en anualidades debe tomarse con calma, pues en caso de hacerlo en el tipo de anualidad diferida, si tiene cualquier apremio económico que lo obligue a sacar dinero de ésta, si no es mucho no habrá penalidades asociadas al retiro, pero si es una cantidad considerable, deberá pagar una penalidad por hacerlo. Estas penalidades por lo general actúan cuando se hace un retiro dentro de los dos primeros años en que se ha adquirido la anualidad en cuestión.

Las anualidades inmediatas, por el contrario al caso anterior, le proporcionan pagos regulares, pero aún así puede que sean insuficientes para cumplir con alguna dificultad financiera por la que pase, en ese caso deberá apelar a la mayor cantidad de fuentes financieras posibles para emergencias, incluida la anualidad.

Agregar comentario