Metas personales
Metas personales

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de emprender algo es que “la única limitación que tenemos es nuestra mente”, por ello, olvídate de los imposibles y “haz que las cosas sucedan”, aconseja el experto en liderazgo Simon Sinek. Limitarse en las cosas que uno hace, creyendo erróneamente “es lo que puedo hacer”, es uno de los errores más comunes actualmente.

El sueño o idea de muchos, por audaz que parezca, es realizable y por ello uno jamás debe limitar el pensamiento a lo que “cree” está capacitado pues esa imposición o falsa creencia se cumple más rápido de lo que creemos… ya que dejamos de luchar.

1 Creer en nuestros sueños

Muchas personas consiguen sus sueños y metas sin mayor preparación, así que adivina que “Tú también puedes hacerlo”. Hay una cantidad impresionante de personas que no han terminado la universidad, no tienen estudios de postgrado ni son genios, pero sí consiguieron lo que se propusieron ¿Por qué? Porque no dejaron que nada se interpusiera entre ellos y su sueño.

Si no somos nosotros quienes creemos en lo que deseamos ¿Entonces quién lo hará? La mejor forma de desperdiciar nuestro tiempo es imaginando/soñando cosas que ni siquiera nosotros mismos creemos lograr ¿Estás dispuesto a seguir perdiendo tiempo?

2 Sigue tu propio camino

Hay que recordar la importancia que tiene el ir avanzando poco a poco en el camino a consolidar (materializar) nuestro sueño, pues son esas cosas las que nos llevan a seguir intentándolo una y otra vez. Una de las cosas que se debe tener en mente a la hora de luchar por los sueños que se forjen en la intimidad es que, para hacerlos realidad, se tiene que ser capaz de forjar un camino propio, y no seguir uno ajeno.

3 Haz que las cosas sucedan

Hacer que las cosas sucedan es un arte, uno que la gran mayoría descuida por la pobre consideración que tiene sobre sí mismo. Si tú no crees en lo que eres, sueñas y pretendes conseguir, entonces lo que haces es subestimar lo que puedes conseguir durante tu vida, por tanto ¿Qué te lleva a pensar que puedes hacer algo mejor en un año? Los seres humanos somos especialistas en contradicciones, y eso al parecer porque nos dejamos llevar por las corazonadas, apariencias y no por las cosas que realmente podemos hacer que sucedan.

Lo que mata un sueño es pensar ¿Cómo va a hacerse realidad lo que deseo? Para ello tenemos que “olvidarnos del cómo” y concentrarnos en el “¿Qué hago para cumplir mi objetivo? Hay que olvidarse de tener prisa, desprenderse de la incertidumbre y comenzar a hacer algo, pues por muy pequeño que sea el logro es un paso a la materialización de lo que deseamos.

Puntaje: