La privacidad de los trabajadores en la información que envían o reciben por mail, es relativa según afirman los abogados laborales en Estados Unidos.

Privacidad correo corporativo
Privacidad correo corporativo

El derecho de privacidad en las comunicaciones personales es amplio, las normativas consuetudinarias de todo el mundo le protegen, sin embargo, cuando se está en la empresa y se usan medios tecnológicos corporativos para hacerlo la legislación puede cambiar, según lo aseveró la abogado laboral Katherine Parker.

Según informe realizado por el Instituto Ponemon sobre privacidad en el lugar de trabajo en el 2010, indicó que el 42% de los empleados “full time” utiliza la cuenta de correo electrónico corporativa para comunicaciones de tipo personal, mientras que el 29% sólo lo hace a veces. Utilizar la cuenta de la empresa no es un problema grave, no indica que ese trabajador no es eficiente o quizá que pierde el tiempo, pero sí significa un riesgo para el mismo toda vez que la información que intercambia con esa conexión o el mail de la empresa, esta afecta a ser revisada por los encargados del departamento de informática.

Parte de los abogados laborales indica que “no se debe suponer que las comunicaciones dentro de una empresa son privadas”, pues la vigilancia o auditoría de las mismas es perfectamente posible. Las normas de una compañía garantizan de forma “parcial” la privacidad para los trabajadores, ya que siempre existe la reserva de derechos para ver quién y qué hizo una determinada cosa.

Una muestra de lo importante que es hablar del uso del correo electrónico para el envío de información personal en el trabajo es la encuesta e políticas y procedimientos de comunicación electrónica llevada a cabo el 2009 por ePolicy. Los resultados muestran que el 89% de los empleados han enviado correos en horas de trabajo para contar chistes, chismes y otro tipo de declaraciones similares. El 14% envió información de tipo confidencial y el 9% admitió que compartió información romántica, de connotación sexual o lisa y llanamente pornográfica.

Producto de toda esta situación, ya la Corte Suprema en Estados Unidos tiene planeado modificar las políticas tecnológicas en el trabajo.

La premisa sobre la cual se habla de un derecho de privacidad “morigerado” para los trabajadores en la empresa, se basa en que los computadores, la conexión y toda la infraestructura pertenece a la misma, por lo tanto es perfectamente posible que en la declaración de uso de las conexiones y seguridad informática, se revise cada una de las cosas que se envían o reciben.

Agregar comentario