Alan García: razones de un suicidio
Funeral Alan García

El pasado 17 de abril, el expresidente del Perú, Alan García Pérez, terminó con su vida disparándose en la cabeza momentos antes de ser detenido por la policía en cumplimiento de la orden de prisión preventiva que había dictado la justicia sobre el exmandatario a propósito del caso Lava Jato que implica a la empresa brasileña Odebrecht.

En un primer momento, y basados en una carta de despedida que García había dejado a sus correligionarios, sus allegados arguyeron que la razón principal del suicidio del líder aprista se sustentaba en una cuestión de honor y dignidad que impedían al ex mandatario prestarse al circo mediático montado por la fiscalía, a su entender, más que justicia, lo que se buscaba con su captura, era una exposición mediática; lucir a García como un trofeo al que se había perseguido alrededor de 30 años.

Declaraciones de Miguel Atala

Con el transcurso de los días y las investigaciones, nuevas evidencias se han estado abriendo paso en el caso García y echando nuevas luces sobre las verdaderas razones que habría tenido el expresidente para quitarse la vida.

En ese sentido, el 26 de abril, el exvicepresidente de Petroperú, Miguel Atala, confesó ante la Fiscalía que actuó como testaferro de Alan García al recibir 1.300.000 dólares de parte de la empresa brasileña Odebrecht, según informe de IDL Reporteros.

Según Atala, le entregó dinero a García Pérez entre 2010 y 2018, de manera progresiva en montos de 20.000 a 30.000 dólares. Conjuntamente a su confesión, Miguel Atala manifestó a los fiscales que temía por su vida debido a que en el interior del Partido Aprista Peruano existiría un grupo conocido como la “Fuerza de Choque”.

La Fuerza de Choque del Partido Aprista

Ante las declaraciones de Atala, el integrante del Equipo Especial del caso Lava Jato, José Domingo Pérez, pidió a la Fiscalía de Crimen Organizado una investigación para identificar a los integrantes de la “Fuerza de Choque” que existe dentro del Partido Aprista.

En declaraciones a la prensa, manifestó que esta “Fuerza de Choque” estaría amedrentando y atemorizando a quienes declaran ante el Ministerio Público en el marco de la investigación del caso Odebrecht.

Como era de esperarse, representantes del Partido Aprista, entre los que destaca el congresista Mauricio Mulder, negaron tajantemente la existencia de esta supuesta “Fuerza de Choque” a la que tildaron de “idea descabellada” y restaron credibilidad a las confesiones de Atala, las cuales, según ellos, fueron expresadas con el fin de “salvar el pellejo” y aprovechando las circunstancias en que el fallecido expresidente García no puede defenderse.

Hasta el momento, el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia ha dictado 36 meses de prisión preventiva contra Luis Nava Guibert, exsecretario de la Presidencia durante el segundo gobierno de Alan García, por los sobornos recibidos de la empresa Odebrecht.

Miguel Atala, en cambio, fue sentenciado a 36 meses de arresto domiciliario como beneficio por acogerse a la confesión sincera.