Oficina
Extensión del subsidio por desempleo

Todos los desempleados en Estados Unidos han tenido que vivir momentos difíciles con la larga recesión, sin embargo, gracias al presidente Obama podrán gozar de una extensión del subsidio de desempleo. El tema fue debatido en el Congreso y no encontró progresos, razón por la cual millones de personas no contaron con esta ayuda por cerca de siete semanas.

Luego de la promulgación de la ley que extiende el subsidio de desempleo el pasado jueves, todo aquel que esté por más de seis meses sin empleo podrá optar por la ayuda económica prometida. El promedio de pago semanal es de $300, y cerca de dos millones de estadounidenses se beneficiarán con una medida que no es definitiva, pero ayuda bastante a no sufrir los embates profundos que provoca la larga recesión.

El problema en esencia, radica en la superación del límite considerado máximo para la ayuda a los desempleados, pues había 73 semanas adicionales en discusión (26 son el límite natural). Desde el 2 de Julio, la mitad de los cinco millones de personas que han visto comprometidos sus empleos, se vio afectada por el no pago del subsidio federal, lo que provocó un problema nacional e hizo más difíciles las negociaciones en el Congreso.

Aún cuando los pagos fueron suspendidos desde el mes de Julio, solucionado el debate, todo aquel que se vio afectado con esta medida recibirá los pagos correspondientes de forma retroactiva de una sola vez. Quien crea puede verse beneficiado por la medida tomada en el Congreso, deberá mantener actualizadas sus solicitudes, pues se ha dicho que en estados como el de Nueva York y Pensilvania, la situación podría estar aclarada a contar de la semana siguiente, pero en otras localidades podría tardar un poco más, como por ejemplo, en Carolina del Norte y Nevada.

Ante el gran debate generado en el Congreso, Obama dijo a todos que “los estadounidenses no necesitaban de esos juegos partidistas, sino de ayuda financiera rápida en momentos de contracción económica”.

El problema partidista sigue estando presente en materias tan importantes como el subsidio por desempleo o la ayuda que el Gobierno puede proporcionar a los Estados para evitar los despidos. Luego de haber mostrado una tenaz oposición el grupo Republicano, los Demócratas vieron frustradas sus intenciones por incluir una ayuda de 24 millones de dólares a los estados para evitar despidos y subsidiar en parte la salud de los desempleados.

“Tácticas dilatorias”, de eso se habla en el Congreso hacia el grupo de republicanos que no han tenido el tacto suficiente para aprobar una medida sometida a debate desde hace ya 4 meses, la que además se vio interrumpida por la muerte del demócrata Robert Byrd de Virginia Occidental.

Puntaje: