Jubilación
Jubilación

El tema de la Bolsa no es popular, por ello muchas personas desconocen las consecuencias de las variaciones bursátiles a propósito de la crisis económica mundial que ha tenido los principales mercados del mundo en crisis durante los últimos años, pero lo cierto es que conozcamos o no las implicancias que tiene una crisis económica global, afectará de una u otra manera nuestro fondo de pensión.

Todo lo que vivimos en nuestra vida cotidiana se relaciona con la economía en un sentido u otro, así los fondos de pensión se encuentran ligados a las fluctuaciones económicas mundiales y sobre todo a los cambios en la bolsa de valores internacional. Un ejemplo conciso de esta situación lo encontramos en la baja calificación crediticia que obtuvo Estados Unidos, lo que generó nerviosismo en el resto de los mercados internacionales y propició caídas históricas en los más importantes índices económicos.

Quienes han visto más afectados durante los últimos dos años han sido aquellas personas que tenían su fondo de retiro listo para seis u ocho meses, ya que la inestabilidad bursátil a la que nos dimos expuestos durante los últimos 24 meses afectó el corto plazo a los jubilados. Uno de los golpes más importantes que la crisis económica asestó en los fondos de pensiones para jubilados fue la lenta recuperación implícita en los desórdenes económicos que iniciaron Estados Unidos y siguieron repercutiendo en Europa.

La desconfianza es el problema más grande

Para las personas que van a jubilar el más grande de los problemas ha sido la falta de confianza de los consumidores respecto del mercado, ya que eso retrasa aún más la recuperación económica y el nivel de inversión de estos en productos que aumentan el flujo de dinero con que se transan las operaciones bursátiles, por ello, no existen actualmente indicadores que nos hagan pensar en una recuperación rápida que entregue una mejor valoración en la Bolsa de Valores respecto de los planes de retiro.

La baja bursátil es sinónimo de desconfianza de los consumidores e inversionistas en las principales economías del mundo, lo que se traduce en la práctica en una resistencia a comprar, por ende los negocios generan menos ingresos y con ello se crean menos empleos, llegando así a una crisis global que toca directamente los fondos pretensión de quienes han trabajado toda una vida ahorrando dinero.

Conseguir beneficios de la baja bursátil

Afortunadamente para las personas que están a punto de jubilarse no todas son malas noticias, ya que se encuentran en una posición privilegiada respecto del resto de consumidores aún cuando sus fondos de pensión sean más bajos de lo que esperaba.
Como ocurre con todas las crisis económicas, el precio de inmuebles y otros productos de gran valor han sufrido bajas importantes, lo que genera oportunidades únicas a la hora de invertir cuando se dispone de sumas considerables de dinero.

Existen ciertos nichos en los que las bajas son acentuadas pero la recuperación es inevitable al cabo de seis u ocho meses, y es en esos fondos donde deberemos invertir con fuerza mientras se mantengan a la baja.

Siguiendo el ejemplo contrario de lo que hemos dicho en el párrafo anterior, es recomendable evitar cualquier tipo de venta durante un periodo de crisis económica tan grande como el que vivimos, ya que nos encontraremos con un valor de mercado muy por debajo de lo que nos ha costado adquirir un determinado producto. Tenemos que evitar a toda costa las llamadas "ventas de pánico" ya que son éstas las que nos hacen perder dinero.

Puntaje: