ATM
Flickr.com

Comenzó un nuevo ejercicio y, aunque las esperanzas están puestas en una recuperación económica que poco a poco parece ir avanzando, lo cierto es que aún, vivimos tiempos convulsos en los que la falta de liquidez y los abusos de las entidades bancarias, gobiernan el sistema financiero.

Seguro que nadie se sorprende ante la afirmación de lo costoso, cada vez más, que resulta realizar una disposición en efectivo en un cajero automático.

A la espera de la entrada en vigor de la nueva Ley Card el próximo mes de febrero, las entidades financieras aprovechan la cuenta atrás incrementando los servicios y comisiones bancarias que ofrecen con las tarjetas magnéticas y las cuentas de cheques.

Comisiones más caras

Una de las operativas bancarias más costosas es, sin ninguna duda, la retirada de efectivo en cajeros automáticos de redes distintas al banco emisor. No es sólo que la entidad a la que pertenece el cajero automático repercuta una comisión, sino que su propio banco emisor le cobrará una comisión adicional.

Un estudio elaborado por la empresa especializada en análisis de productos financieros, Bankrate, con más de 30 años de publicaciones financieras en su haber, informó que, durante 2009 la comisión media aplicada a las retiradas de efectivo con tarjetas bancarias sufrieron incrementos del 12,6% hasta situarse en situándose en 2,22 dólares de comisión mínima.

Gastos que pueden evitarse

Estos datos corresponden a las comisiones que cobran las entidades a los clientes externos. Sin embargo, esta no es la única comisión y una retirada de efectivo puede suponer un gran gasto adicional que podría evitarse únicamente buscando un cajero automático de la misma red que nuestra entidad.

Con carácter general y, adicionalmente a los 2,22 dólares por operación, su banco también le repercutirá una comisión, si bien durante el último trimestre de 2009, las entidades redujeron levemente los mínimos aplicados de 1,46 dólares a los 1,32 dólares por operación y, las estadísticas realizadas arrojan datos sorprendentes; un 72% de los bancos en Estados Unidos, repercuten esta comisión a sus clientes.

Sobregiros y posiciones deudoras: Mucho más que un porcentaje

En términos de sobregiros bancarios, situación que se produce cuando no existen fondos suficientes para atender una retirada de efectivo, durante 2009 la media de las comisiones aplicadas por los bancos se ha situado en 29,58 dólares, lo que supone un 2,1% más que durante el ejercicio precedente.

Este tipo de comisiones, se va incrementando en función de la periodicidad con que se produzcan los sobregiros y, son las entidades bancarias quienes han desarrollado un sistema de manipulación de saldos muy beneficioso para el cobro de comisiones que es conveniente conocer.

Al producirse una situación en la que usted realiza tres operaciones, estado dos de ellas dentro del saldo que mantiene en cuenta y, produciéndose el sobregiro con la tercera, los bancos repercutirán la comisión a los tres importes, es bien cierto que las buenas prácticas bancarias y la normativa actual refleja claramente que la comisión únicamente debiera aplicarse al sobregiro producido por la última operación pero, la realidad es muy diferente.

Conclusiones

Como norma general debe saber que, las retiradas en efectivo han de realizase siempre con las tarjetas de débito ya que las tarjetas de crédito contemplan intereses y comisiones mucho más elevadas por esta operativa.

Adicionalmente, es muy importante elegir cajeros automáticos de la propia entidad ya que la reducción de comisiones puede suponer varios cientos de dólares en un año.

Puntaje: