Consejos para enfrentar la crisis

La recuperación económica puede tardar en surtir efecto ya que no depende solamente de la propia voluntad sino de un conjunto de situaciones más complejas que involucran aspectos de difícil control. Sin embargo, hay algunos consejos que se pueden tener en cuenta para ir superando de a poco la crisis financiera en la que se esté inmerso.
El ahorro es una pieza fundamental para tener éxito y resistir esta etapa de economía vulnerable.

  1. Cambiar la forma de pensar: dejar de lado las opiniones y conceptos del pasado. Hay que estar atento y preparado para afrontar la nueva estructura del entorno
  2. Analizar el panorama con una visión a largo plazo: la crisis no durará siempre. No hay que perder la perspectiva. Los esfuerzos que se hagan ahora se verán gratificados en el futuro
  3. El consumo inteligente es fundamental para evitar el despilfarro innecesario. Comparar precios y analizar las opciones antes de decidirse por una compra de la que luego es posible arrepentirse y no poder asumir
  4. Llevar una planilla con todos los gastos mensuales y atenerse a ella. Valorar los gastos que no se puedan afrontar y reducirlos hasta que la situación se estabilice y mejore
  5. Revisar las deudas es aconsejable para ver hasta qué punto se pueden reducir
  6. Si se dispone de tarjetas de crédito una buena alternativa es dejarlas en el hogar para no salir con ellas. De este modo se evitarán los gastos innecesarios.
  7. Hay que tener mucho cuidado con querer obtener un préstamo personal ya que cuando hay problemas económicos se suele pensar en esta opción que no siempre es la mejor salida. Hay que analizar muy bien la situación
  8. Renegociar las comisiones de las tarjetas y las cuentas bancarias. Acercarse a la entidad bancaria y analizar la situación financiera con un experto en la materia
  9. Por más difícil que sea la realidad no hay que perder las esperanzas ni el optimismo. Enfrentar la crisis es la única manera de salir de ella

Reducir los gastos superficiales hasta que la crisis sea superada es la única posibilidad válida. Si los gastos generados son altamente superiores a los ingresos, seguramente será necesario adquirir otra fuente laboral con la que se pueda acrecentar la economía.

Consejos cotidianos que ayudan

  • Utilizar el transporte público y dejar un tiempo de lado el coche. El ahorro a finales de mes se notará bastante
  • Llevar el almuerzo al trabajo es otra de las alternativas que más benefician y hacen respirar el bolsillo
  • Hacer la compra del supermercado cuando no se tiene hambre. Es mejor tener una lista ya estipulada de los productos y alimentos necesarios
  • No olvidar las luces encendidas de las habitaciones que no se utilizan. En la factura se verán los resultados. Lo mismo ocurre en invierno con el gas. Sellar bien las ventanas y puertas para evitar un gasto excesivo del servicio

Llevar un presupuesto y un estricto control de los gastos es fundamental para poder hacerle frente a la batalla financiera que se esté librando. Los tiempos difíciles no serán eternos y hacer un sacrificio a tiempo puede ser fundamental para poder disfrutar de un futuro más placentero.

Puntaje: