Derechos humanos

La comisionada de la ONU (Organización de Naciones Unidas), Navi Pillay, expuso en la comisión llevada a cabo el 13 de septiembre del presente año, la situación en que se encontraban los “gitanos” en Francia y los inmigrantes en general dentro de Estados Unidos, acusando claramente una lesión de los Derechos Humanos por parte de estos países que dejan en la más completa indefensión a quienes viven en un lugar extraño. Muchas veces se trata de una política interna o de una ley antiterrorista… son miles las excusas que se han ideado para lesionar a los inmigrantes ¿la razón?, es desconocida para quien logra comprender el significado de “Ser Humano”.

El desmantelamiento de los campamentos donde se asientan los “gitanos” en Francia tras un memorándum que fue puesto en circulación desde el Ministerio del Interior de dicho país, desató una gran decepción en la ONU al observar que este ordenaba “desmantelar los campamentos ilegales, dando prioridad al de los gitanos”. Tras una entrevista del canal “France 2”, el ministro de inmigración Eric Besson, dijo claramente que desconocía dicha circular emitida supuestamente el 5 de Agosto del presente año. No obstante lo anterior, es conveniente recordar el discurso del presidente Sarkozy que argumentaba la importancia de acabar con los campamentos forzados, donde no existe derecho y la delincuencia reina entre los gitanos.

Tras la polémica generada en el ambiente mundial, Besson aclaró que por ningún motivo había una lesión de los derechos humanos de estos inmigrantes, sino que muy por el contrario se trataba de una política de “repatriación voluntaria” que se acompañaba de un incentivo de 300 euros por adulto y 100 euros por niño. Aún cuando este capítulo no fue bien aclarado por los ministros y encargados de la política interior de Francia, se ha informado que a finales del presente mes se presentará en el Parlamento francés una nueva ley de inmigración que será más severa y tenderá a terminar con esta problemática para el Gobierno.

Inmigración y ley antiterrorista en Estados Unidos: Una realidad alarmante

Navi Pillay no habló sobre el caso francés solamente en la ONU, sino que también hizo referencia a los “asesinatos selectivos” de sospechosos de terrorismo en Estados Unidos, circunstancias que en el menor de los casos desafían a toda normativa internacional sobre la protección del derecho a la vida y los alcances de la Ley en torno a la vigencia de los Derechos Humanos, los que para muchos son causa primigenia al nacimiento del ordenamiento jurídico imperante.

A pesar de no existir antecedentes conocidos sobre los dichos de Pillay respecto de los “asesinatos selectivos” en territorio estadounidense, ya se ha comenzado a probar una tecnología de identificación basada en el iris, que permitirá reconocer a los inmigrantes indocumentados de inmediato. ¿Podría ser considerada una política discriminatoria o simplemente una alternativa que fortalece el control fronterizo?

Durante el mes de octubre, dos semanas serán dedicadas a la realización de pruebas con indocumentados sobre el nuevo sistema de identificación en base al iris, según el informe entregado el día lunes 13 de septiembre del presente año, por el Departamento de Seguridad Nacional en Estados Unidos. La portavoz de este departamento, Amy Kudwa, aclaró se trataba sólo de una prueba para estudiar el funcionamiento de la tecnología, pero que bajo ninguna circunstancia se había considerado la compra del equipamiento e implementación del sistema a corto o mediano plazo. Los experimentos serán llevados a cabo en Texas, a 555 kilómetros al sur de Austin.

Ante la posibilidad remota de implementar un sistema que de ninguna forma puede competir con el registro de huellas dactilares existente (por su volumen), la ACLU (Unión de Libertades Civiles) manifestó su preocupación al considerar que teniendo en funcionamiento una tecnología de este tipo, es fácil dar un seguimiento físico a la persona que se pare frente a una cámara y acceso a Internet, según las consideraciones del abogado de ACLU Christopher Calabrese.

Cuando la Ley se transforma en una especie de “paraguas” que ampara todo tipo de políticas arbitrarias contra las propias personas y se pierde así la esencia de lo que busca la Ley como un medio carente de fin en sí misma, ocurren cosas como la implementación de tecnología para discriminar de forma automatizada o situaciones como la que declaró el diario Los Angeles Times, que dijo que la mayoría de los inmigrantes ilegales encarcelados en Estados Unidos no tenían ayuda legal.

El encarcelamiento obedece a una idea bastante básica dentro del consenso social que da forma a las leyes que gobiernan y da origen al Estado, pues sólo pretende tomar al individuo infractor y aislarlo para evitar que siga menoscabando los derechos fundamentales de las personas (Derechos Humanos), pero al mismo tiempo resguarda los derechos fundamentales del infractor ante la sed de justicia de las víctimas. No obstante lo anterior, una revisión preliminar revelada el martes 14 de septiembre, aseguró el 80% de los detenidos indocumentados son confinados a instalaciones aisladas ¿la razón?, política interna.

Con la realización de este tipo de conductas se aleja la posibilidad de entregar una asistencia jurídica gratuita efectiva a los indocumentados cuando cada abogado tramita 100 causas similares al menos. ¿Qué tipo de justicia se imparte bajo este sistema? El Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes aseguró que al menos la mitad de los reos no tiene idea de sus derechos (no se les informa de ellos) y al 78% de los mismos les quitan el derecho a una llamada telefónica a un abogado privado.

Puntaje: