A lo largo de los últimos tiempos, las compañías han tenido que realizar recortes y despedir a algunos trabajadores. En el contexto de la crisis, otros empleados han permanecido en una empresa, aunque tal vez pueden haber mostrado una baja en su desempeño.

Una interesante solución, recomendada por el ejecutivo y escritor Michael Crom, es incorporar un programa de mentores a la compañía.

Según apunta Crom, "una forma poderosa de involucrar a los empleados, mejorar el rendimiento y consolidar la fidelidad es la creación de un programa de mentores".

La clave para el desarrollo de un programa de mentores exitoso es la capacidad de identificar a las personas que pueden beneficiarse de este.

¿Cómo identificar a los trabajadores con potencial?

Crom recomienda centrarse en el siguiente grupo de trabajadores:

  • Nuevos miembros del equipo: muchas organizaciones brindan capacitación dentro de la compañía a los miembros que recién ingresan
  • Empleados con alto potencial: este tipo de individuos realizan un buen trabajo en general, tienen objetivos de crecimiento y se desarrollan más allá de su función específica
  • Empleados productivos: estas personas trabajan muy duro y pueden hacer un buen trabajo con poca supervisión. Tienen posibilidades de convertirse en jefes o gerentes
  • Profesionales altamente capacitados: estos tienen más conocimiento sobre un área específica de trabajo en la organización. Tienen mucha experiencia y han logrado metas a lo largo de su carrera
  • Empleados de bajo rendimiento: ellos también son el objetivo de un programa de mentores, el cual puede permitirles adaptarse a la cultura de la organización, y volverse productivos
Puntaje: