Plan de ahorro
Plan de ahorro
flickr.com

Redujo aquellas partidas de su presupuesto que no eran estrictamente necesarias y se concentró en reducir su endeudamiento.

La recompensa llegó, por fin su saldo es positivo y su balance mensual informa de un nivel de ingresos mayor que los gastos realizados. Está a un paso de lograr su objetivo: controlar su economía y contar con una capacidad de ahorro que le permita enfrentar cualquier eventualidad.

Un largo camino, primero generar ahorro y después reducir el endeudamiento

Si bien es cierto que el camino en ocasiones se torna tortuoso, es bien cierto también, que la constancia, responsabilidad y disciplina, son suficientes para lograr la libertad financiera.

En un escenario así, sus finanzas están preparadas para plantearse una reducción de sus préstamos y créditos. Esta es la fase dos de su plan personal, minimizar el endeudamiento.

Para lograr reducir su endeudamiento, deberá continuar con la constancia, la disciplina y la responsabilidad, pero además, deberá establecer un plan en el que a través de la consecución de pequeños objetivos, pueda llevarle a lograr la cancelación total de sus deudas acumuladas y el mantenimiento de un historial de crédito óptimo.

Intereses elevados

Cuanto más tiempo mantenga una deuda vigente, mayor será la cantidad que deba destinar para pagarla. Es por este motivo, que las deudas más antiguas, deberán ser las primeras en ser canceladas.

Créditos con tarjeta, un buen punto de partida

Para comenzar y aprovechando su recién nacida capacidad de ahorro, fíjese en los créditos de tarjetas, éstos llevan implícitos altas tasas de interés por el aplazamiento de las mismas y, dado que no son cantidades muy elevadas de financiamiento, empezar por su cancelación es un muy buen punto de partida.

Préstamos y créditos

Si bien estas deudas recaen sobre un capital mucho mayor, es bien cierto que existen dos factores comunes e inherentes a ellas que debe tener presente.

  1. El tipo de interés aplicado a préstamos y créditos hipotecarios, es deducible fiscalmente. Por lo que las cantidades que abone, serán devueltas en su declaración de impuestos
  2. Los tipos de interés aplicados sobre préstamos para estudiantes, por ejemplo, son mucho más reducidos que los que se aplican sobre préstamos al consumo o tarjetas de crédito

Plan de ahorro

En un momento como el actual, generar un ahorro mensual por reducido que este sea, ya es un gran logro. Debe saber además, que la capacidad de ahorro es un ítem muy complejo de lograr, sin embargo una vez que lo logra, no suele resultar excesivamente difícil mantenerlo e incrementarlo si sigue una buena planificación.

Para empezar, un 10% de sus ingresos debe ser destinado al ahorro. Si es capaz de lograrlo y ya ha reducido sus deudas más antiguas, aplazadas o gravadas con tasas de interés elevadas, evalúe la posibilidad de poner sus ahorros en un depósito bancario o un fondo de inversión adecuado a su perfil y con disponibilidad controlada por usted

Siguiendo un buen plan de ahorro, puede lograr cubrirse en poco tiempo para enfrentar una situación de falta de empleo, por un periodo de tres meses, lo que sin ninguna duda es todo un éxito.

Conclusiones, para lograr la libertad financiara

Repasamos los aspectos fundamentales para lograr una capacidad de ahorro que le permita alcanzar la libertad financiera.

  • Reduzca de su partida de gastos, todo aquello que no sea necesario
  • Acometa la amortización y cancelación de sus deudas más antiguas y/o aquellas que estén gravadas con intereses más elevados
  • Deje para el final los préstamos y créditos hipotecarios, ya que los intereses son deducibles de sus impuestos
  • Establezca un 10% de su renta y destínelo al ahorro
  • Por último, evalúe la posibilidad de contar con una póliza de seguros de protección frente a situaciones imprevistas, aunque pueda parecer un gasto adicional en un primer momento, las pólizas de seguros se transforman en grandes herramientas de blindaje de sus ahorros, especialmente en tiempos de inestabilidad económica como el actual
Puntaje: