Consejos teletrabajo

El teletrabajo ha tenido su expansión a raíz de la crisis económica global, donde la destrucción de tejido empresarial y la pérdida de productividad de las empresas ha generado tasas de desempleo altísimas que ha provocado un auge del trabajo distancia en los últimos años principalmente, en Estados Unidos y Europa.

Según un informe emitido por el Institute of Employment Services, en Inglaterra, las cifras apuntan a 27 millones de personas que realizarán labores de teletrabajo en 2010, tanto en plantilla en las empresas como autónomos.

Una fórmula adecuada para las empresas y para los empleados. Para las empresas, cumple tres funciones fundamentales; menores costes, mayor acceso las capacidades y talentos y menor desembolso.

Un informe realizado por American Management Association indica que el ascenso en el teletrabajador, es menos probable que bajo la fórmula tradicional de empleo.

Mitos y realidades en torno al teletrabajo

En torno al teletrabajo existen grades ventajas y múltiples beneficios, especialmente en un momento como el actual en el que la principal pandemia que azota al mundo es del desempleo.

Dentro de los mitos que rodean al teletrabajo encontramos los siguientes:

  • “El jefe no le vigila”: La realidad es muy distinta, los éxitos y fallos son igual de valorados
  • “El teletrabajo es más relajado”: La realidad es que para vivir del teletrabajo es necesaria la implantación de un método inflexible y el convencimiento de tener que cumplirlo sea lo que sea lo que suceda
  • “Se gasta menos”: La realidad es que las cotizaciones y beneficios sociales se eliminan, se cobra –generalmente- por producción y no con un salario establecido. Si no se produce, no se cobra
  • “No existen horarios”: La realidad es que si no se cumple el método, el horario puede extenderse y llegar a abarcar todo el día. La necesidad de alimentarse de información de forma constante es una de las características de este trabajo. En su gran mayoría, los teletrabajadores deben estar actualizándose permanentemente

¿Cómo iniciarse?

Existen en la red numerosas empresa de empleo freelance, la fórmula de acceso sigue la misma vía que la búsqueda de empelo tradicional; debe preparar un curriculum vitae que destaque las fortalezas que usted tiene para llevar a cabo la actividad. Adicionalmente, debe preparar su mente y organizar su tiempo y el de su familiar en torno a la jornada laboral que determine.

Para consolidarse es preciso seguir el planning día tras día, apartarse de la procrastinación y no dejarse vencer por la apatía y/o la pereza.

Sea constante y cumpla siempre con sus compromisos, su jefe o sus clientes no le conocen en persona y únicamente se teje una tela de araña profesional sólida a partir de los compromisos cumplidos, el trabajo bien hecho y la asunción constante de responsabilidad.

Conclusiones

Con una proyección de más de 20 millones de personas dedicadas al teletrabajo para el 2010 es importante tener presente que, el nuevo modelo productivo tiende a esta forma de empleo como una de las mejores vías para reducir costes y generar producción real y eficiente de bienes y servicios con valor añadido.

Puntaje: