Rafael Correa
Rafael Correa - UNASUR pide una Cláusula Democrática

Ecuador vivió, una vez más, horas de terror cuando el jueves 30 de Septiembre el presidente Rafael Correa fue retenido contra su voluntad por la fuerza policial en Quito, teniendo que ser rescatado por un comando de fuerzas especiales y luego llevado en convoy al Palacio de Carondelet, aunque no sin antes sortear la intensa balacera entre militares y policías.

Conocido internacionalmente el incidente, UNASUR (Unión de Naciones Sudamericanas) se reunió con carácter de urgencia para mostrar apoyo al Gobierno de Correa y de paso rechazar cualquier tipo de actividad golpistas. No cabe duda que la sublevación de la fuerza policial acarreó violencia y provocó inseguridad en la población ante la debilidad de las instituciones ecuatorianas. Una vez reunidos todos los presidentes de las naciones sudamericanas, se concluyó la necesidad de contar con una “Cláusula Democrática” o estatuto de sanciones contra golpes de estado.

El 26 de Noviembre se celebrará una nueva reunión de UNASUR, donde se espera que Ecuador entregue una propuesta completa respecto al estatuto que sancionará los golpes de estado. El nuevo estatuto será aprobado con suma rapidez, aunque como medida preventiva se estableció la necesidad de adoptar un protocolo adicional a este tratado donde se consagre la pronta promulgación de la Cláusula Democrática, así como también se aseguro su cumplimiento.

La insubordinación de la policía no fue una simple protesta reivindicatoria producto de la nueva ley que reformula las asignaciones a los empleados públicos, sino que puntualmente se trató de una conspiración política que trató de matar al presidente – Presidente de Ecuador Rafael Correa.

Este nuevo estatuto no sólo sancionará los golpes de estado, sino que también cualquier tipo de conducta que pueda considerarse preparativa, necesaria o coadyuvante a este tipo de actos, ya sea se encuentren en una fase tentativa o frustrada. Desafiar la autoridad institucional de un país es grave y merece una sanción consensuada entre los países de UNASUR, por ello hay absoluto acuerdo en redactar y aprobar el estatuto protector de la democracia.

Desde el punto de vista jurídico, el Derecho Internacional funciona de una manera distinta a como lo hace un Estado particular, por ello las sanciones que pueden adoptarse son más bien de tipo económico o mediante resoluciones concretas aceptadas en consenso entre las partes vinculadas. Luego de aprobado el estatuto, cualquier país que viole los estatutos de la futura Cláusula Democrática, deberá afrontar medidas sancionatorias como por ejemplo el cierre de fronteras, suspensión del comercio, tráfico aéreo y así también el corte indefinido de cualquier tipo de provisión energética, servicios o suministros en general.

Nicolás Maduro, canciller venezolano, aseguró en Ecuador que los golpes de estado o cualquier tipo de actividad que atente contra el total desenvolvimiento de la democracia, no quedarán nunca más impune una vez que se acepte la mencionada Cláusula Democrática.

Presidente de Ecuador se reúne con presidentes de UNASUR

El viernes 1 de Octubre llegaron los cancilleres de UNASUR por la tarde a Ecuador, donde se dieron cita con el presidente de la República Rafael Correa para entregarle todo el apoyo que sea necesario ante los momentos de tensión e intento de derrocamiento de su Gobierno. En la cita realizada en el Palacio de Gobierno de Ecuador, Correa manifestó a los cancilleres que esto no fue simplemente un caso de insubordinación por un descontento ante las reformas salariales de empleados públicos, sino que lisa y llanamente se trató de una conspiración política que quedó en evidencia con cada impacto de bala que recibió el auto en que escapaba del hospital policial en que estaba retenido contra su voluntad por los efectivos policiales.

Las cosas en Ecuador han vuelto a la normalidad relativamente y las fuerzas policiales retomaron sus funciones con normalidad, aunque de forma paralela se están llevando a cabo investigaciones para descubrir el origen de la insubordinación. Correa afirmó abiertamente que luego de lo ocurrido, no habrá perdón ni olvido.

Puntaje: