Haiti
Flickr.com

El terremoto de Haití conmocionó al mundo, pero afectó exclusivamente a los habitantes de este hermoso país ubicado en el Caribe, destruyendo todos los edificios de Puerto Príncipe, dejando sin hogar a más de 3 millones de haitianos y provocando el miedo y caos generalizado en la población. Cualquiera se podría imaginar que un terremoto de 7,3 grados en la escala de Richter es simplemente devastador, pero ver las imágenes de lo que ha ocurrido es simplemente escalofriante, donde los desaparecidos y los muertos son la incógnita de esta impactante ecuación, que hasta ahora sólo deja un dolor en el mundo entero.

Hasta el momento se sabe que la ciudad más afectada fue Puerto Príncipe, su capital, la que tuvo que observar cómo caían los edificios como si de torres hechas de cartas se tratara, y caían con personas dentro, lo que hace aún más difícil el cuantificar la cantidad de muertos.

El caos se generó luego del terremoto, el saqueo y la anarquía son ahora quienes se toman al hermoso, pero muy pobre Haití

La catástrofe natural que sacudió a los haitianos no sólo duro lo suficiente como para derrumbar los edificios, casas y lo que hubiese estado edificado, sino que también removió la seguridad y la autoestima de las personas. Los que se salvaron se quedaron sin nada, nada de nada. Sin energía eléctrica y sentir que ahora se está aún más indefenso ante cualquier emergencia hace que el miedo se apodere del día a día en todos. Otra de las fuentes de confianza que ha sido golpeada es la sólida estructura del Palacio de Gobierno, la que también sufrió la furia interminable de un terremoto que nadie esperaba y para que nadie podría estar preparado.

Es realmente triste el ver cómo, a pesar de los esfuerzos del voluntariado internacional que ha llegado a Haiti, ya nada se puede hacer frente a los muchos cuerpos de personas que se encuentran bajo los escombros, lo que les provoca un sentimiento de desesperación y abandono frente a una circunstancia incontrolable, sin perjuicio de saber que, además, Haití es el país más pobre de América, con una población de nueve millones de personas en un territorio que no tiene más de 27,750 Kilómetros cuadrados.

Haití por completo está inutilizado, es imposible seguir funcionando como país como se hacía hasta hace unos días atrás; las escuelas se derrumbaron, algunos ministerios, la Casa de Gobierno y así muchas instituciones cruciales, por lo que se precisa de ayuda urgente.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, se ha comprometido a ayudar y apoyar a todo tipo de gestión que sea necesaria para la pronta recuperación de Haití, pues de ninguna manera se puede permitir que el país quede en esas condiciones. Algunas estadísticas hacen referencia a que el terremoto por el que han tenido que pasar los haitianos es el más fuerte de los últimos 200 años (para ellos), lo que presenta otro record negativo. Internet, medios de comunicación audiovisuales y radios están completamente muertos, lo que dificulta aún más las cosas en un territorio que hoy es un verdadero conjunto de escombros.

La mayoría de los países del mundo ha querido estar presente en esta tragedia que se vive en Haití, por ello la lista de países y organizaciones, junto con la ayuda entregada es la siguiente:

  • Estados Unidos. El aporte que brindo una de las potencias más grandes del mundo fue de 100 millones de dólares, más el compromiso serio de aportar en todo lo que fuera necesario. Aparte, el Ministro de Salud del mismo país aseguro ya hay disponible un avión con 300 médicos para ayudar en esta crisis vivida en Haití
  • FMI. Se le suministrarán 100 millones de dólares por medio de lo que se conoce como Línea de Crédito Flexible, la misma que es utilizada para dar préstamos a los países pobres que sufren de problemas impredecibles, como es el caso de Haití
  • Brasil. Un hospital de campaña, 46 médicos, enfermeros, un nuevo plan de emergencia para aportar con centros quirúrgicos, cuidados intensivos y además un aporte de 15 millones de dólares
  • Colombia. Envió un hospital de campaña, 23 médicos, 15 equipos de rescate, ayuda de la Defensa Civil, 2000 kilos de provisiones y 600 kilos de medicamentos, más una planta de purificación de agua
  • Chile. 40 toneladas de ayuda, 20 médicos especializados en rescate e identificación de víctimas y familiares
  • Japón. Los nipones aseguraron 5 millones de dólares, además de bienes de primera necesidad avaluados en 345,000 dólares
  • UE. Expertos en salvamento y desescombro, provenientes de las localidades de Bélgica, Luxemburgo, Reino Unido, Islandia y Francia. Holanda, Alemania y España también han expresado su solidaridad. No obstante lo anterior, la Unión Europea como tal ha puesto a disposición de los afectados haitianos 4,3 millones de dólares, eso como una primera ayuda
  • ONU y OMS. Las instalaciones de la ONU resultaron dañadas por el terremoto de gran magnitud vivido en Haití, ello conforme el informe desplegado por la organización que asegura se derrumbaron ocho hospitales sólo en Haití, más los dos que se vieron afectado en República Dominicana

La idea de contribuir a una causa tan noble como la de apoyar a los desvalidos y desamparados haitianos no tiene recompensa imaginable, por ello se hace un llamado a todas las personas que tengan la oportunidad de leer el presente artículo, para que así se comuniquen con su representante gubernamental más cercano, permitiendo de esta forma apoyar el aporte que cada gobierno del mundo está haciendo con tal de permitir que Haití supere este mal momento que vive.

Puntaje: