El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció el inicio de una investigación judicial para los efectos de establecer si la empresa petrolera British Petroleum (BP) violó las leyes vigentes. A parte de los tribunales de justicia, formará parte de las averiguaciones el FBI.

Si hubo violación de la ley, causando pérdidas humanas y el desastre ecológico más grande de Norteamérica, Barack Obama juró se llevará a los culpables a la justicia a modo de compromiso en memoria de las víctimas de este desastre y de los ciudadanos de la zona del Golfo de México, afirmó contundentemente.

El primer mandatario volvió a reiterar que se estaba ante la catástrofe ecológica más importante que haya conocido el país, y reconoció que se deberán efectuar reformas imprescindibles en las leyes, para que este tipo de cosas no vuelvan a suceder.

Luego de profundas sesiones en el Congreso, varios integrantes del parlamento están convencidos de que es indispensable la intervención judicial contra BP para dilucidar si hay o no infracción a la normativa legal vigente, si fuera así conocer cuáles fueron infringidas u omitidas, para continuar en paralelo con la investigación respecto del incumplimiento de los controles de seguridad.

La justicia estadounidense ordenó a BP preservar todo tipo de documentación que colabore a determinar los motivos del siniestro.

Los ingenieros de BP continúan buscando alternativas para disminuir el vertido de crudo al mar, y ahora piensan experimentar con robots que cercenen el extremo más alto de la tubería, para luego taparla con una válvula. El problema del nuevo plan esbozado por BP, está en que la nueva estrategia obliga en su etapa de trabajo principal a aumenta el flujo de crudo, cuestión que de no ser debidamente controlada provocaría un desastre aún mayor. Tal y como en el comienzo de la catástrofe ecológica, no existe garantía de nada.

De resultar fructíferos estos nuevos intentos, sólo se reducirá el derrame, pues la solución definitiva sólo llegará en agosto, cuando estén listos los dos pozos de alternativa que se encuentran en la fase de perforación ¿Vale la pena correr el riesgo?

La explosión de la plataforma el pasado 20 de abril, donde perecieron once obreros, deshizo las tuberías que extraían el crudo. Fuentes gubernamentales creen que ya se han vertido al mar aproximadamente 163 millones de litros de petróleo al mar.

Puntaje: