China y Estados Unidos la guerra comercial ha comenzado

El grito de “guerra” fue dado el pasado viernes 10 de mayo por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien impusiera nuevos aranceles por más de 200.000 millones de dólares a productos chinos.

Los medios de la nación asiática, que son controlados por el Estado, han respondido esta semana con una peculiar campaña en contra de la guerra comercial emprendida por Washington.

Editoriales y artículos de opinión de diversos diarios y televisoras se han dedicado a recordar el heroico pasado de China para asegurar que el país resistiría, como tantas otras veces, las presiones y prepotencia de Estados Unidos.

La agencia Xinhua y el Diario del Pueblo, portavoces del Partido Comunista, resaltaban enfáticamente en sus editoriales:

Toda China y su pueblo están siendo amenazados. Para nosotros, esto es una verdadera guerra del pueblo.

El noticiero estelar de la televisora CCTV, leía una declaración en la que se aseguraba que China lucharía por “un nuevo mundo” y “hasta el final”, restándole importancia a los nuevos aranceles.

Después de 5.000 años de viento y lluvia, qué no ha resistido la nación china.

Por otro lado, el diario Global Times, la voz del gobierno chino en inglés, acusó al gobierno de Trump de mentir a los estadounidenses sobre quiénes serán las verdaderas víctimas de los aranceles.

Causarán muchos daños autoinfligidos y son difíciles de sostener a largo plazo. China, por otro lado, va a apuntar con precisión, tratando de evitar lastimarse.

Las redes sociales no permanecieron ajenas a este enfrentamiento comercial, el cual ocasionó la aparición de una serie de memes, posters y comentarios patrióticos. Una foto en la que se solicitaba a los turistas estadounidenses pagar un 25% más en impuestos fue de las más compartidas.

Los afiches de militares chinos derrotando a los invasores estadounidenses comenzaron pronto a circular, haciendo causa común con los llamados a “comer tilapia” china, producto nacional, para mitigar los efectos de “la guerra de Estados Unidos”.

Según BBC Monitoring, el servicio de monitoreo de medios de la BBC, hasta la semana pasada casi no se hablaba de estas tensiones comerciales entre ambos países; por el contrario, se difundían buenas noticias acerca de la economía china de cara al futuro.

Punto de quiebre

Entonces, ¿por qué las cosas cambiaron de pronto? El aluvión de artículos y comentarios de corte nacionalista, ocurrió el lunes 13 de mayo junto con el anuncio del gobierno chino acerca de que respondería a la medida adoptada por el gobierno estadounidense con nuevos aranceles sobre productos de ese país por unos 60.000 millones de dólares a partir del 1 de junio.

Bonnie Glaser, directora del Proyecto de Poder Chino del Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos (CSIS), comentó a BBC Mundo:

Los medios de comunicación chinos estuvieron callados por unos días mientras el liderazgo principal sopesaba cómo responder.

De acuerdo con Glaser, las deliberaciones condujeron a una defensa nacionalista y firme del sistema, y a insistir en que China no cedería ante las presiones extranjeras.