Fin de semana sangriento en la Franja de Gaza

Una novela de horror que parece no tener fin. El eterno enfrentamiento entre palestinos e iraelíes, tuvo este último fin de semana un nuevo capítulo para los medios de comunicación, tan violento y sangriento como los anteriores.

Todo se inició el pasado viernes 3 de mayo cuando dos oficiales israelíes resultaron heridos por proyectiles disparados desde Gaza. Esta acción recibió la respuesta del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu quien ordenó ataques masivos contra la Franja de Gaza.

Este es el peor repunte de violencia en la zona desde 2014, en el que las milicias han lanzado más de 690 cohetes, los que han recibido una pronta respuesta de parte de Israel que ha bombardeado más de 350 objetivos militares en Gaza.

Hamás pide tregua

Luego de los cruentos enfrentamientos del fin de semana, Hamás, que tiene control sobre la Franja de Gaza, y las autoridades de Israel acordaron la madrugada del lunes un alto al fuego que, por el momento, ha puesto fin a dos días de intenso ataque.

Los medios de comunicación locales han informado que el alto al fuego ya entró en vigencia desde la madrugada del lunes y la jornada ha comenzado con calma en la frontera de Gaza.

Sin embargo, el gobierno israelí no se ha pronunciado oficialmente, aunque el Ejército ya anunció el levantamiento de las restricciones en la zona sur de Israel, la más castigada por el ataque.

Hasta el fin de la contienda, Israel había bombardeado hasta 350 objetivos de Hamás y la Yihad Islámica. Aunque las autoridades palestinas también denunciaron ataques sobre la población civil en un territorio donde habitan dos millones de personas.

Por su parte, el ejército israelí ha reconocido el asesinato selectivo de un alto cargo de Hamás, hecho que no se daba desde 2014. Entretanto, el Ministerio de Sanidad de Gaza ha confirmado 25 muertos durante los ataques del fin de semana, entre los que figuran dos mujeres embarazadas y dos menores de edad, entre los que se encuentra un niño de un año.

Según las Fuerzas de Defensa israelíes, las milicias palestinas han lanzado desde el sábado 690 cohetes, de los cuales 240 fueron interceptados. Del lado israelí, cuatro personas han perdido la vida, según balance oficial.

Ayuda humanitaria

El líder de Hamás, Ismail Haniyeh, había expresado el domingo, a través de un comunicado, su disposición a acatar un alto al fuego siempre y cuando Israel cesara de igual manera sus ataques.

La vuelta a la calma es posible y depende del compromiso de las fuerzas ocupantes con un alto el fuego completo, en particular en lo que respecta a las marchas populares pacíficas.

Finalmente, las partes en conflicto habrían llegado a un acuerdo que permitiría la ayuda humanitaria a los gazacíes que resultaron afectados por los últimos ataques. Por otro lado, Israel habría accedido a restablecer las 12 millas náuticas como límite para la pesca frente a la Franja.

Pronunciamiento internacional

Luego de estos sucesos, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha pedido a su representante en las Naciones Unidas que solicite una reunión de emergencia al Consejo de Seguridad de la ONU para poner freno a los ataques israelíes, ya que considera que el silencio de la comunidad internacional motiva este tipo de ofensivas.

Entretanto, Israel ha recibido el apoyo de Estados Unidos, su principal aliado, a través de un mensaje de Twitter del presidente Donald Trump:

Al pueblo gazací: estos actos terroristas contra Israel no les traerán más que miseria. Acaben con la violencia y trabajen por la paz.