La regulacion financiera

Comienzan las modificaciones en la regulación de créditos en los Estados Unidos destinadas a garantizar la consistencia y minimizar el riesgo relativo al acceso a la vivienda. Desde la Administración Federal de la Vivienda, se informó de los cambios implementados en la regulación hipotecaria y que contemplan mayores beneficios para las familias.

Se considera la posibilidad de incluir una moratoria temporal en su préstamo hipotecario, a partir de herramientas diseñadas para fomentar el mantenimiento de la vivienda habitual en situaciones de descalabro económico.

El programa que se ha denominado “hacia una vivienda accesible”, contempla la modificación de las cuotas hipotecarias a fin de evitar la pérdida de la vivienda que, por cierto, en el último tiempo ha aumentado un escalofriante 125%, la cantidad de propietarios que se encuentran en una situación económica compleja y con una hipoteca vigente.

Los detalles del plan

El programa contempla la reducción de la cuota a través de un recurso en el que se difieren los pagos relativos al capital e intereses. El método establece dos hipotecas, una primera libre de intereses y una segunda que no se comienza a liquidar hasta que la primera se ha satisfecho totalmente.

La FHA utiliza la opción que permite a los bancos o compañías hipotecarias adelantar los fondos y establecer un periodo de 12 meses de morosidad. Esto permitirá diferir el 30% del principal a la segunda hipoteca que no comenzará a pagarse hasta que la primera se haya liquidado en su totalidad.

La implementación de esta modificación, ampliará las ayudas para los propietarios con un alto grado de deudas y permitirá la estabilización del mercado inmobiliario, al frenar los desahucios y embargos de vivienda habitual que pasan a manos de las entidades acreedoras a las que resulta muy difícil dar salida.

El mercado inmobiliario en los Estados Unidos supone un hándicap fundamental para la recuperación económica. El establecimiento de herramientas e instrumentos destinados a frenar los embargos y pérdidas de la vivienda habitual se presentan como un desafío para iniciar el proceso de consolidación de la recuperación económica.

Medidas encaminadas a minimizar el impacto del colapso inmobiliario y lograr la reactivación del mercado que detonó la mayor crisis económica a nivel mundial.

La regulación del sistema crediticio se sitúa en primera línea de acción de la Administración Obama quien, con la entrada en vigor el próximo febrero de 2010 de la Ley Card y las modificaciones relativas a evitar el foreclosure hipotecario, incita la estabilidad económica y la recuperación de la confianza, claves de la reactivación del mercado laboral.

Puntaje: