grupo de lima juan guaido y mike pence en bogota
Mike Pence y Juan Guaidó - Foto REUTERS

Este lunes 25 de febrero fue celebrada en la ciudad de Bogotá, Colombia, una reunión del Grupo de Lima, contando por primera vez con la presencia del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

El encuentro fue convocado a causa de la serie de hechos ocurridos el 23 de febrero pasado en las fronteras venezolanas con Colombia y Brasil, a propósito del intento de ingreso de ayuda humanitaria al país caribeño.

Tono diferente de Mike Pence frente al Grupo de Lima

También la presencia del vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, marcó un tono diferente a los encuentros pasados de este grupo de naciones que fue creado para tratar la crisis venezolana desde 2017.

Distintas fueron las declaraciones que se escucharon por parte de los representantes de países como Colombia, Paraguay, Costa Rica, entre otros. Por su parte, el canciller de Brasil, Ernesto Araujo, explicó que en Venezuela “antes no había un gobierno legítimo, había un gobierno dictatorial que la gente criticaba, pero hoy hay una alternativa y es el gobierno legítimo”, refiriéndose así al presidido por Guaidó.

Intervención militar

A pesar de que los países que conforman esta coalición apoyan el gobierno encargado de Venezuela y condenan los actos violentos del régimen de Nicolás Maduro, estos no están de acuerdo con una intervención militar. Y esa es una constante general que es escuchada en cada una de las declaraciones de los diplomáticos integrantes.

Por otro lado, el presidente de Colombia, Iván Duque, aseveró que se deben tomar acciones que sancionen al “dictador” para así otorgarle mayor legitimidad y poder al presidente Juan Guaidó:

Los activos de Venezuela en nuestros países deben pasar al control de la Asamblea Nacional.

Más adelante, el vicepresidente de los Estados Unidos intervino en la reunión para llevar un recado del mandatario de su país, Donald Trump: “El mensaje es simple y claro, ‘estamos 100% con ustedes’”, refiriéndose a los venezolanos y a Guaidó, además de acompañar las acciones del Grupo de Lima.

Todas las opciones están sobre la mesa

También explicó que “todas las opciones están sobre la mesa” para combatir el régimen venezolano hasta que la democracia sea restaurada. Más adelante, instó a los militares de Venezuela a abandonar el apoyo que profesan a Nicolás Maduro y colocarse del “lado correcto de la historia”, reconociendo al presidente encargado como su Comandante en Jefe.

Para finalizar, Juan Guaidó declaró que Maduro tiene planeado seguir bloqueando el ingreso de ayuda humanitaria al país:

Bailan sobre tumbas de indígenas, creen que normalizando la crisis podrán mantenerse. Pero el régimen debe saber que la presión apenas comienza.