caravana llena de obstaculos

La mañana del jueves 21 de febrero comenzó tan fría como es habitual en Caracas, capital de Venezuela. Además de estar impregnada por una cotidianidad que se resume en ver cómo miles de personas acuden a sus trabajos desde muy temprano. Sin embargo, una de las avenidas más concurridas de la ciudad, llamada Francisco de Miranda, no era parte de esa rutina repetitiva, pues había amanecido obstaculizada por un tráiler.

Las personas que por allí caminaban tenían muy claro el propósito de aquel obstáculo, y es que el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, tenía propuesto salir en una caravana, acompañado de diputados de la Asamblea Nacional en dirección a la frontera del país con Colombia.

Ellos son así

Las conclusiones de los transeúntes no eran difusas, Marcos Parra, un hombre de 35 años, dijo en voz alta frente a otras personas que fotografiaban el hecho: “Es que ellos son así, esto no es nada nuevo” refiriéndose a los órganos de seguridad que obstaculizaron la avenida presuntamente por órdenes del régimen de Nicolás Maduro. Y es que los representantes de quien, según la Asamblea Nacional, usurpa el poder Ejecutivo Nacional han demostrado su descontento con las acciones impuestas por Juan Guaidó.

En vista de tal situación, la caravana tuvo que partir dos horas y media después de lo previsto, su objetivo con esta movilización es coordinar, desde el estado Táchira, la entrada de ayuda humanitaria enviada por los Estados Unidos y apoyada por la mayoría de los países del continente. El punto de inicio de la movilización vehicular fue cambiado a último minuto, lo que dejó esperando a un grupo importante de periodistas que se habían propuesto a cubrir la ruta y que fueron avisados a último minuto de que ya no pasaría por la zona en la que se encontraban.

A las 10:00 de la mañana, los diputados junto a Guaidó, ya habían partido hacia el oeste del país, en un recorrido de más de 800 kilómetros para llegar a su destino. Delsa Solórzano, parlamentaria, declaró en sus redes sociales antes de partir: “Nos vamos, pero llegaremos cargados con las cajas de ayuda humanitaria para el país”.

Segundo obstáculo

Momentos después de que iniciaran la travesía hacia el estado Táchira, un equipo del medio VPI TV, que se encontraba en uno de los transportes, reportaron que fueron detenidos en la salida de la ciudad capital, específicamente en el Peaje de Tazón. Allí los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana se propusieron a fotografiar a las unidades para dejarlas continuar con su camino de inmediato.

Más adelante, cuando ya el reloj marcaba las 3:41 de la tarde, se registró una denuncia en redes sociales desde el estado Carabobo, se trató de una parte de la caravana de parlamentarios que vieron su camino truncado por la Guardia Nacional, de nuevo. Esta vez la situación no se trató de simples tomas fotográficas, sino que se registraron conatos de violencia.

Cuchillo en mano

La diputada Mariela Magallanes estaba siendo entrevistada por un equipo periodístico cuando tuvo que cortar de manera inesperada su denuncia, pues un agente de seguridad del Estado, con un cuchillo en la mano, se había dispuesto a pinchar las llantas de los camiones en los que se trasladaban los parlamentarios.

Esto hizo que los ánimos en el lugar se comenzarán a caldear, además de que otro agente de seguridad trató de bajar de su vehículo a uno de los conductores, pero las personas que apoyan las acciones del parlamento no permitieron que el hecho fuese exitoso. Un vídeo difundido por la periodista Carla Angola, en su cuenta de Twitter, registró el incidente donde se aprecia cómo los ciudadanos toman de los pies al guardia nacional y lo hacen bajarse a la fuerza del camión, una noticia que recorrió inmediatamente las redes sociales.

Y es que los venezolanos no tienen muchas opciones de informarse por los medios habituales, como la televisión, la radio o los periódicos. Pues en su mayoría están censurados por el régimen de Maduro. Entonces, noticias como los incidentes de la caravana parlamentaria, son mayormente difundidos mediante Internet.

Luego de un par de minutos después, y también de un par de bombas lacrimógenas en el sitio, la caravana logró seguir su recorrido hacia la frontera para reencontrarse con los demás vehículos que seguían otras rutas.

Por otra parte, los incidentes del recorrido no han sido totalmente malas noticias y obstáculos, también se han encontrado con ciudadanos que los han recibido con alegría y esperanza. Así sucedió en el estado Barinas, donde sin importar la hora, 11:00 pm, las unidades de transporte fueron recibidas con banderas y consignas de apoyo. Una situación que fue registrada por el portal web del diario El Nacional.

Horas más tarde

Mientras la caravana seguía su recorrido sin novedades, en la madrugada de este jueves otro evento perturbó la calma, aproximadamente a las 2:50 am, parte de los vehículos del grupo de diputados fueron atacados por sujetos no identificados en el estado Portuguesa, a la altura de Araure. Así lo informó la cuenta de Twitter de la Asamblea Nacional, describiendo el hecho en el que fueron impactadas dos piedras en la unidad de transporte, dejando gravemente herido a uno de los conductores.

Las noticias en el país caribeño no distinguen las horas, pues no es extraño que las situaciones irregulares sucedan a plena luz del sol o cuando el país descansa de madrugada, aunque es difícil saber si realmente los venezolanos logran descansar.

Lo cierto es que la caravana, liderada por el presidente encargado, Juan Guaidó, tiene un propósito, y es el de coordinar y transportar la ayuda humanitaria que tanto necesita el pueblo de Venezuela. A pesar de tantos obstáculos en el camino, ya han comenzado a llegar a su destino: la libertad.