Ambiente de trabajo - Trabajar en equipo

Uno de los mayores inconvenientes por los cuales atraviesan los empleados es la escasa o mala comunicación interna.

Las relaciones entre compañeros se van lesionando lentamente hasta producir un impacto negativo en el desempeño y rendimiento laborales. Una estrategia capaz de encaminar el dialogo y fortalecer el vínculo dentro del trabajo es necesaria cuando las actividades desarrolladas afectan el funcionamiento y productividad de la compañía a la que pertenecen. La psicología laboral ha sido creada justamente para poder hacerle frente a problemas que dañen la capacidad productiva de un equipo.

Pautas que contribuyen al fomento de una buena relación entre compañeros

  • Los empleados no deben ser considerados masivamente. Hay que explicarles de qué modo cada uno de ellos influye positivamente en el funcionamiento de la empresa
  • Destacar las virtudes es un modo de fortalecer la autoestima de los trabajadores. Manteniendo una actitud positiva con ellos, la relación del grupo será mucho más amena y cordial
  • Crear conexión con los empleados que puedan llegar a resultar conflictivos. Dedicarles tiempo, intentar conocer más sobre sus vidas y ver de qué modo puedan quitarle tensión al trabajo que están realizando y que afecta al resto de sus compañeros
  • Generar una relación de respeto sobre todo en los momentos en los que la calma parece estar ausente. De este modo, será más fácil conocer la causa por la que un empleado atraviesa y más sencillo será encontrar una solución
  • Reconocer el por qué de la insatisfacción. La destreza para detectar el malestar de los individuos se adquiere conforme se conocen las personalidades y modos de actuar que tenga el empleado
  • Analizar y tomar decisiones: una vez se ha encontrado el motivo del conflicto, hay que decidir qué hacer. La firmeza es vital para obtener buenos resultados
  • Estimular a los empleados. Hacerles notar que el trabajo que ejercen es importante y trascendente. Valorarlos es una buena alternativa que hará que se fortalezca el espíritu de superación y ayudará a fomentar la buena energía en el ambiente laboral

Sin duda, el escuchar es fundamental en el proceso de comunicación. Si no existe, cualquier intento de dialogo y de acuerdos serán imposibles. Los especialistas coinciden en que un líder debe ser capaz de reunir las siguientes condiciones:

  • Sensibilidad antes las situaciones
  • Comprometerse con sus trabajadores
  • Ser accesible
  • Ser capaz de crear un ambiente de contención y apertura

¿Qué clases de conflicto pueden existir en una entidad?

  • Funcional: Es aquel que se caracteriza por presentar una discusión entre grupos, pero que resulta beneficiosa para el rendimiento total. Mediante las diferentes opiniones es posible llegar a una negociación que sea positiva para el funcionamiento de sus miembros
  • Disfuncional: Presenta tensiones y conflictos constantes. Nunca se llega a una solución fructífera y perturba el desarrollo de las actividades. El líder debe identificar este tipo de interferencias y eliminarlas cuanto antes para que no se tornen recurrentes

Lidiar con grupos de trabajo no es tarea sencilla, pero no es imposible si se lleva a cabo con buena disposición y ganas de ver superados los inconvenientes. En la mayoría de las ocasiones, la falta de diálogo y la mala comunicación son las culpables de los malos entendidos generados. El apropiado manejo de las situaciones conflictivas hará la diferencia para alcanzar el éxito o el fracaso en el ámbito laboral

Puntaje: