Mafias Modernas
Flickr.com

Los orígenes de la mafia se sitúan geográficamente en Sicilia, Italia, una isla al sur de la península, rodeada por las aguas añosas del Mediterráneo. La acepción más común del vocablo, “mafia”, se refiere a toda forma de crimen organizado. Al principio se trataba de un grupo justiciero que se esforzaba por mantener el orden, proteger a la comunidad tomando, para ello, la justicia por mano propia.

Posteriormente, el término “mafia” se acuñó a los grupos criminales que, se conoce, respetan ciertos códigos de honor y de silencio, así como también es conocido que ciñen a las relaciones de sangre formando verdaderas estirpes con repercusiones políticas y sociales importantes sobre la historia de las naciones donde estas organizaciones han estado operando.

Cuando, en la Italia feudal apareció una clase dedicada a la recolección de impuestos: los gabellotti, surgió una nueva forma de riqueza como opción diferente a la herencia nobiliaria.

El sentido comercial de los gabellotti los llevó a comprar terrenos para alquilárselos a terceros, con lo que aumentó la riqueza de esta nueva clase. Los gabellotti cumplían una función mediadora entre los dueños del terreno y los campesinos que lo cultivaban, pero se presume que en su seno se gestó la mafia siciliana hacia el año 1300.

La ley “omerta” o ley del silencio compromete a los integrantes de estos grupos delictivos a no traicionar al “capo” de la “administrazione”. Cualquier traición descubierta acarrea la muerte del soplón al que el “capo” besaba antes de ajusticiarlo.

El “capofamiglia” o Don era el jefe o cabeza de la familia, mientras que el consejero que representaba al mano derecha del capo, era el “consiguiere”. Por otra parte, había un hombre que dirigía una unidad de 10 “soldatis” u hombres de honor. Este capitán era llamado “caporegime”.

Se pueden considerar mafias a todo grupo que opera en diversas áreas ilegales y en diversos países, con ciertos apoyos políticos y hasta con supremacía gubernamental en determinados territorios.

La denominación mafia se acuñó definitivamente por la policía después del estreno, en 1862, de la obra: Los mafiosos de la vicaría. Se cree que deviene del árabe mahia, revoltoso, fanfarrón.

En Italia las tres mafias principales son la de Sicilia, la de Nápoles y la de Calabria. En Sicilia nació la “Cosa Nostra” que tiene representación en el gobierno, en Nápoles “la Camorra”, que fueron perseguidos por Mussolini y cruzaron el Atlántico hasta América; mientras que en Calabria, la “Ndrangheta” que se ha extendido por el mundo, disputando en la actualidad su peligrosidad y poder con la “Camorra”.

Entre los famosos mafiosos italianos que huyeron a EE. UU. de la persecución del prefecto fascista de Palermo, Césare Mori, uno de ellos fue el célebre Joseph Bananno, más conocido como Joe Banana.

Una división separa a los mafiosos que cumplen condena, tales como Salvatore Riina y “Tony” Biffa el capo di tutti capi desde el 93 hasta el 95, de los que aun no han sido procesados, como es el caso de Bernardo Provenzano, que, aunque fue capturado en el 2006, aun no tiene condena.

Para limitar la dirección de operaciones ilícitas desde dentro de prisión, los mafiosos están sujetos a medidas extremas de control amparados por la ley italiana 41bis.

Al parecer, la Cosa Nostra, tenía contacto con representantes de Silvio Berlusconi, cuando estaba creando su nuevo partido “Forza Italia” llegando a revocar la ley 41bis, aunque no se ha podido probar esta conexión entre Berlusconi y Cosa Nostra.

Los camorristi, originarios de la Italia continental, napolitanos en su mayoría, a diferencia de las otras mafias, no hicieron pactos con el poder ni tuvieron cargos políticos en la comunidad. Se dedicaban en forma cruda a la delincuencia, la extorsión, el contrabando y los asesinatos por encargo.

La organización luchó con Garibaldi contra los borbones, y se dieron a conocer sus actividades públicamente recién en 1830, siglos después de sus inicios. En los comienzos del siglo xx, la Camorra ya gobernaba Nápoles mediante la amenaza y el terror.

El fin de la “Camorra” sobrevino luego del juicio de 1911 cuando se hallaron culpables de asesinato a varios de sus líderes. La asociación criminal fue disuelta en 1922 por Benito Musolini. Tuvo un “rebrote” en los años 60 y volvió a ser desarticulada tras las “confesiones” de camorristas arrepentidos. Una prolongación de esta clase de mafia en el exterior fue la organización de Al Capone

En la actualidad la Camorra napolitana es una de las mafias más fuertes. Está a cargo del tráfico de drogas en toda la península y la vinculan con miles de muertes, la mayoría, por ajuste de cuentas o vendettas.

La “Ndràngheta” es la familia mafiosa de Calabria y que se originó en el extremo sur de la península itálica. Hoy es una de las más poderosas mafias que operando en todo el mundo ya que se ha extendido desde Italia a Canadá y desde ahí al resto de Europa.

El vocablo “Ndràngheta” deriva del griego andragathos, que significa “hombre valiente” y representa a la famiglia Montalbano, Onorata società y Picciotteria.

Cada una de estas agrupaciones mafiosas ha dejado una huella e infinidad de adeptos. Los carteles de la droga, los gobiernos corruptos, las acciones monopolizadoras de las multinacionales, los convenios con la Iglesia y las estafas al pueblo son asomos de mafias locales o internacionales.

Las mafias de hoy involucran a empresarios y gobernantes en un crimen que, en todos los casos, daña la libertad y la economía de los pueblos.