Formar una empresa en España

En la actualidad, la mayoría de las empresas cuentan con una sede física y sobre todo una visibilidad online. Antes de iniciar los trámites burocráticos es imprescindible saber dónde uno se mete y tener en cuenta una serie de pasos, para que un negocio arranque en la dirección correcta.

Recomendaciones previas:

  1. Conocer y analizar el mercado. Una forma es valerse del Análisis DAFO -Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades-. Estudiar el mercado, superar esas amenazas y debilidades, incrementar las fortalezas y aprovechar las oportunidades. También tener en cuenta la competencia y su manera de trabajar.
  2. Establecer una estrategia de marketing. Es decir unos objetivos y un plan para conseguirlos.
  3. Desarrollar la parte online de la empresa.

Requerimientos administrativos y jurídicos para dar de alta una empresa en España

Independientemente del tipo de sociedad que se quiera constituir es necesario seguir los siguientes pasos, en el orden indicado:

  1. Elegir su forma jurídica dependiendo del tipo de sociedad –limitada, anónima etc-, número de socios, capital social etc.
  2. Validar su nombre en el Registro Mercantil; asegurándose que esa denominación no está siendo usada.
  3. Ingresar el capital social requerido para constituir la sociedad. Sociedad limitada, no menos de 3.000 euros. Sociedad Anónima no podrá estar por debajo de 60.000 euros.
  4. Obtener el Código de Identificación Fiscal (CIF) en la Agencia Tributaria.
  5. Escriturar la sociedad con la firma de los socios correspondientes.
  6. Inscribirla en el Registro Mercantil.
  7. Darla de alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas.
  8. Aparecer en el libro de Sociedades, en el Registro Mercantil.
  9. Registrar las patentes y marcas.
  10. Inicio de la misma. ¡Ya está legalmente constituída!

Empresa digital

  1. Dar visibilidad online a la empresa con la creación de una página web.
  2. Registrar el nombre y conseguir un dominio, teniendo en cuenta la ubicación; .com, .com.es, .es etc.
  3. Contratar un hosting donde alojar la web. Webempresa asesoran en castellano y dan un servicio de 24 horas.
  4. Convertir la web en irresistible, aportando elementos diferenciadores en su visibilidad y usabilidad que la diferencien de otras.
  5. Aportar una identidad corporativa a la empresa, con marca propia: logo, diseño, colores corporativos, que se identifiquen y correspondan: online, web, con la parte más física: tarjetas personales, logo etc.

Empresa física

  1. Contar con Recursos Humanos: seleccionar y contratar personal.
  2. Crear y gestionar una importante base de datos de clientes. El email puede funcionar muy bien como herramienta de marketing, con el fin de mantener una estrecha comunicación entre empresa y clientes.
  3. Cuidar al cliente. En muchas redes sociales aparecen opiniones en relación a distintas sociedades.
  4. Formar y reciclar continuamente a los empleados.
  5. Todos juntos para lograr los objetivos.

En la actualidad estamos en plena era digital. El negocio offline ha de complementarse con el online y avanzar con ese proyecto empresarial, sin rendirse, sabiendo que un negocio empresarial pasa por miles de etapas a lo largo de su “vida”.

Puntaje: