Ollanta
¿Reelección conyugal?

En Perú hay un tema que dejó de ser rumor y se ha convertido en el tema político nacional más polémico, hablamos de la llamada “reelección conyugal”.

La reelección en Perú no es legalmente viable, así mismo para los familiares en primera línea, es decir esposa e hijos; en teoría la actual primera dama Nadine Heredia no podría ser candidata a la presidencia en las próximas elecciones a realizarse en el año 2016. Pero algunos antecedentes y la mayoría del partido oficialista en el congreso peruano no hace de este impedimento legal una garantía para que no ocurra; hecho que a la ciudadanía y opositores políticos del presidente no le cae nada bien.

Desde hace 6 meses aproximadamente, la opinión pública peruana ha pedido al presidente Ollanta Humala que se pronuncie sobre este tema; pero el primer mandatario ha sabido “torear” este tema pero con muy poca suerte; así mismo se le ha pedido a la primera dama Nadine Heredia que haga lo propio, pero el mutis siempre ha sido su respuesta a pesar que su exposición mediática es constante y para muchos exagerada, lo que ha aumentado el rumor de una posible candidatura.

Hace poco más de un mes el presidente peruano otorgó una entrevista televisiva y la pregunta “cantada” era obviamente si su esposa se lanzaría a la presidencia; Humala prácticamente evadió la pregunta y dijo que son rumores de la prensa y que él no se ocupa de ello. Esta actitud no fue bien tomada y reforzó la teoría popular de una elección conyugal. Esta semana se le volvió preguntar y contestó que ese tema no está en su panorama político, pero no fue una rotunda negativa, seguro la que esperaban todos. La ministra de la mujer, Jara también negó esta semana esta posibilidad pero al parecer no tuvo credibilidad.

Estas respuestas “tibias”, evasivas y silencio hace que todos piensen en una elección conyugal, a pesar que faltan casi 4 años para la próxima elección presidencial en Perú. La pregunta que nos hacemos todos los peruanos es: ¿Por qué Humala de una vez por todas niega rotundamente una elección conyugal?

Su silencio sobre este tema ya la empezó a cobrar puntos de aprobación, el país ha empezado a desconfiar y los políticos de oposición tienen un perfecto “talón de Aquiles” para criticarlo reiteradamente. Si a esto le sumamos otros temas de coyuntura nacional como la inseguridad ciudadana, el alza de precios y algunas promesas olvidadas; Ollanta puede estar frente a un oscuro panorama en los siguientes meses de su joven gobierno. Es tan fácil decir “NO” señor presidente, pero al parecer no es la respuesta verdadera.

Puntaje: