Trabajar libre
Trabajar libre

Internet comenzó como una iniciativa para intercambiar información de tipo militar, luego se extendió al uso universitario y actualmente forma parte de la vida de todos, siendo para muchos fundamental en el día a día. Producto de esta misma evolución es que una buena parte de los internautas ha comenzado a aventurarse en la búsqueda de trabajo online, ahora no sólo como medio para encontrar un puesto presencial, sino también para trabajar de forma remota bajo una modalidad que hasta ahora sigue sorprendiendo.

De acuerdo a las investigaciones hechas recientemente por Adecco, INTECO (Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación) e Infoempleos – en España – el 80% de quienes buscan empleo lo hacen por Internet, entre éstos el 15% aprovecha las redes sociales para hacerlo y el 61% sitios webs, pero ¿Cuántos se encuentran con publicaciones fraudulentas? Lamentablemente el porcentaje es alto, un 25% no encuentra más que decepción al ser estafados con ofertas inexistentes.

Adecco se ha esmerado en entregar ciertas sugerencias que evitan el caer en fraudes laborales por Internet, los que habitualmente terminan por convencer al existir una situación mundial crítica, existir una necesidad económica importante y ser en general Internet una plataforma poco regulada por las autoridades Internacionales.

El primer consejo es buscar trabajo en sitios especializados en la búsqueda de empleo, ejemplo de ello son Infojobs, Infoempleo y Laboris para todo público, mientras que entre los profesionales se encuentra Domestika e Infolancer, entre otras. Para encontrar más alternativas se puede consultar por las agencias de empleo local que siempre tendrán un sitio web al cual recurrir.

Hay que considerar que toda oportunidad de trabajo en la red que implique desembolsar dinero de forma previa, debe activar una alerta en nosotros, pues la mayoría de las ofertas fraudulentas utiliza este método. Es preciso considerar que la “experiencia es la madre de la ciencia”, por ende siempre los mejores sueldos serán para los más experimentados, entonces ¿Podríamos ganar miles de dólares si no sabemos hacer nada por un par de horas diarias? Absolutamente no, por ello hay que ser objetivo al evaluar una oferta laboral convencional.

No hay que perder de vista que nadie querrá trabajar con nosotros sin antes hacernos una entrevista, aunque sea vía Internet. En este punto es cuando debemos hacer todas las preguntas que consideremos necesarias antes de tomar el empleo. Si no hay entrevistas serias antes de entrar a un determinado empleo, debemos desconfiar de inmediato.

Un punto importante a considerar es el de los “bonos” por trabajo, pues la mayoría de las publicaciones fraudulentas utiliza ese gancho para hacernos pensar que el secreto está en la multiplicación, y pues sí, los MLM (negocios multinivel) generalmente pueden dar mucho dinero, pero ¿A quién y a qué precio? Nadie regala nada, entonces no esperemos imposibles en la web.

Puntaje: