Portular a un nuevo puesto de trabajo

Existen muchas razones para querer cambiar de trabajo en un momento dado. Definir éstas, es el primer paso para orientar la búsqueda de un nuevo espacio laboral; no es lo mismo hacerlo por razones económicas, por ejemplo, a desear un empleo que contribuya al crecimiento profesional, o que tenga un horario flexible para realizar otras actividades, o cualquier otra característica que esté en sintonía con las necesidades particulares.

También es conveniente tener paciencia y perseverancia para desarrollar todo el potencial en el puesto que se ocupe, antes de buscar otras alternativas. Pero si su deseo de cambio persiste, hay algunas señales que ayudan a estar seguros de que buscar otro empleo es el paso correcto.

  • Falta de motivación: no hay nada nuevo que aportar
  • Trabajo rutinario: hacer exactamente lo mismo durante mucho tiempo
  • Estancamiento profesional: el cargo o la empresa no ofrecen oportunidades de crecimiento
  • Ambiente de trabajo conflictivo: sea por una comunicación deficiente o políticas inadecuadas, cuando los problemas en el trabajo son frecuentes y no parece haber voluntad para evitarlos, es mejor buscar otras alternativas

Expandiendo horizontes

Si ya ha tomado una decisión, y tiene a la vista un nuevo empleo, le ofrecemos una lista de ideas, para que la iniciativa sea más efectiva:

  • Sea que se busque un ascenso, un cambio, o se permanezca en un mismo cargo, siempre brinde lo mejor de sí. Responsabilidad, asistencia, puntualidad y buenas relaciones interpersonales, además de las habilidades profesionales, son atributos que garantizan la promoción y crecimiento dentro de una empresa
  • Infórmese muy bien sobre las exigencias del cargo al cual aspira
  • Compárelas con su perfil profesional, para estar seguro de cumplir con los requisitos y comprobar si está sobrecalificado o por el contrario, si no satisface las expectativas planteadas
  • Actualice su currículo vitae resaltando aquellas competencias que le favorezcan para el puesto, e incluyendo una carta de recomendación del cargo anterior, donde se especifique muy bien su experiencia y desempeño, así como la buena relación que deja con sus superiores
  • Haga llegar su postulación con prontitud, los encargados del reclutamiento suelen considerar las primeras solicitudes
  • La metodología para llevar a cabo la selección de personal, es un buen indicador del nivel de seriedad de una organización, por lo tanto, tome en cuenta este aspecto
  • Indague sobre la empresa: sus políticas contractuales, los beneficios que brinda, su nivel de responsabilidad social, trayectoria, perfil patronal, capacidad de crecimiento y expansión
  • Asegúrese de conocer bien tanto las funciones del cargo como el paquete salarial, antes de tomar una decisión
  • Revise su rutina con miras a adaptarla al nuevo entorno. Para ello considere la ubicación de la empresa, el tiempo que le llevará llegar, el horario de trabajo y la vestimenta adecuada
  • Manténgase actualizado tanto en su perfil profesional, como en lo referente a nuevas tecnologías, para que éstas no representen una limitación en sus aspiraciones
  • Demuestre su capacidad para asumir retos y desempeñar funciones de mayor responsabilidad, y asegúrese de que el mensaje llegue a los contratantes
  • Asuma el cambio con optimismo, confiando en sus propios recursos, y proyecte ese entusiasmo a los demás, de manera que lo perciban desde el principio como una persona positiva, que traerá beneficios al ambiente laboral

Por último, si se tienen las habilidades necesarias, no descarte ofrecer en la entrevista inicial otras opciones como el trabajo freelance o por cuenta propia. En la actualidad, muchas empresas operan bajo esquemas flexibles que combinan formas tradicionales con teletrabajos o contrataciones extra-muros, así que anímese y ¡bienvenido el cambio!

Puntaje: