Ahorrar

Una de las fases más importantes que demuestran nuestra madurez son las finanzas y cómo las manejamos adecuadamente. Todos tenemos responsabilidades financieras y depende de nosotros que nuestro sueldo sea bien administrado para cubrirlas. Es por eso que hemos realizado un listado con algunos importantes consejos para manejar mejor tu sueldo.

1

Abre una cuenta de ahorros

Los percances y emergencias financieras siempre van existir y debemos estar preparados y la única manera es estar preparados. La más sencilla manera forma es abrir una cuenta de ahorros, así nuestro dinero crece y está siempre a la mano. Así cuando surja un imprevisto, te quedes sin trabajo o tengas una emergencia siempre tendrás un fondo que te respalde. También puede optar por una inversión de fondos, en este caso debe asesorarse con un profesional.

2

Busca cómo aumentar tus ingresos

Probablemente tú estés en la gran mayoría de las personas que el sueldo no les alcanza para todo; en estos casos debemos buscar cómo aumentar tus ingresos. Las opciones son varias, podemos optar por horas extras, empezar un nuevo negocio, vender las cosas que no utilizas, hacer trabajos “freelance” si el tiempo y nuestra profesión lo permite. Todo es cuestión de un poco de imaginación y tener una buena actitud.

3

Los papeles siempre en orden

Muchas veces el desorden hace que nuestras finanzas sean un caos y terminemos en números rojos. Es por eso que es fundamental llevar siempre papeles siempre en orden, así sabemos lo que debemos, cuánto y cuándo debemos pagar nuestras cuentas, llevaremos las cuenta de los gastos de nuestras tarjetas, pagos etc. Este orden nos dará una clara perspectiva de lo que tenemos y de cuánto nos quedará de sueldo.

4

Ayuda de la tecnología

Pedir que las finanzas se manejen solas parece que es mucho pedir, pero no es imposible con un poco de ayuda de tecnología y un poco más de orden y precaución. Hoy en día la mayoría de las cuentas las podemos pagar vía internet, inclusive podemos determinar una cuenta de banco para que automáticamente realice los pagos. Esto nos ahorra tiempo y dinero, no pagaremos moras y nos olvidamos de ir a pagar personalmente todo.

5

Piensa en los gastos buenos a futuro

Nos referimos a los “los gastos buenos a futuro”, en los gastos que nos darán un beneficio a futuro, como el pago de un seguro médico y los fondos para la jubilación. Estos gastos son una inversión que siempre serán útiles y necesarios, así que siempre debemos contemplar una parte de nuestro sueldo para ellos.

Puntaje: