Economía mundial
Economía mundial
flickr.com

Crecimiento sostenido en los mercados, los precios de la vivienda comenzando a estabilizarse… si, algunas variables en EE.UU. indican que la reactivación económica podría haber comenzado la senda de la recuperación.

Las empresas que operan en los mercados internacionales acumulan ganancias y comienza la repartición de dividendos. Hasta los bancos parecen haber despertado del letargo gracias al compromiso adquirido por la FED de no permitir la quiebra de ninguna otra entidad grande.

Con este escenario, parece más que cierto que los países que vivieron el colapso provocado por el crédito en 2008, comienzan a experimentar la reactivación de sus economías. Aunque es bien cierto también, que la economía podría estar experimentando la mejoría típica de los que van a morir.

Sostenible o sostenido

El análisis de la situación en la que se encuentra la economía, especialmente en Estados Unidos, lo podemos centrar en la animadversión que experimenta la sociedad estadounidense en relación con la Reserva Federal a quien consideran uno de los grandes enemigos de la población, no en vano un 45% de la sociedad pretende eliminar la Reserva Federal en las elecciones de 2012.

Ya se ha interpuesto una demanda civil contra Goldman Sachs por su manipulación y distorsión de las reglas que rigen los mercados. Se les acusa de especular a fin de colapsar los mercados y en detrimento de los clientes con productos como los swaps. Esta práctica financiera supone un mercadeo de productos financieros que ha llevado a muchos clientes a perder todos sus ahorros.

Otro de los grandes hándicaps con los que se enfrenta la economía mundial, lo encontramos en la deuda asumida, especialmente en Europa donde los especuladores han llevado a un deterioro absoluto de las finanzas públicas. El caso de Grecia es sólo una de las aristas de esta figura geométrica que poco a poco parece ir descomponiéndose.

España y Portugal siguen a Grecia cuyo rescate representa tan solo un 2,7% del PIB europeo. Y… si Grecia ha necesitado 110.000 millones de euros, conviene comenzar a preguntase cuanto será necesario para rescatar a España o a Portugal llegado el caso, sin olvidar que las altas tasas de desempleo de ambos países, un 20% España y un 11% Portugal, sitúan a la población de ambas sociedades en un escenario crítico en el que la asunción más medidas de austeridad es simplemente, insostenible

La recuperación, una utopía

Lo que parece imposible es hablar de una recuperación sostenida sin una recuperación del mercado laboral.

Si analizamos los programas de estímulo al empleo implantados en Occidente, podemos darnos cuenta que han sido destinados únicamente para salvar a los bancos. Bancos que, por otra parte, han destinado las ayudas a su propio beneficio en lugar de iniciar la reactivación del crédito a las PYMES. Este es un aspecto muy trascendental en términos de reactivación económica, ya que la pequeña y mediana empresa es determinante para la disminución del desempleo y la generación de riqueza.

Esta situación pone de manifiesto que el sistema financiero tal y como está establecido, no está equilibrado en relación con las necesidades de la economía. No es posible crear empleo sostenido y por lo tanto no es más que un nuevo acto oligarca para enriquecerse.

Batallas y desastres, grandes aliados del hundimiento

Si el sistema financiero y las ayudas estatales a los bancos, son grandes enemigos de la reactivación, no podemos olvidar que las rencillas entre países, suponen cifras astronómicas para las arcas públicas. Sólo en EE.UU. la situación con Afganistán supone un gasto de 11 mil millones de dólares mensuales, un gasto insostenible para una sociedad que aún no ha logrado reactivar su economía.

Conclusiones: razones muchas y variadas

Si, son muchas las razones por las que la economía mundial sigue colapsada. Sin embargo, la especulación y el poder del sector privado, las políticas destinadas al fomento de la especulación y el gasto en armamento, son grandes pilares del colapso.

La economía se centra en la posibilidad de una expansión continua de un sistema que, simplemente no es capaz de recordar que tiene un componente humano y que no se puede pasar por encima de una situación que está más que demostrada: Los grandes capitales privados y el sistema financiero poderoso y ejecutorio, acaban con la interrelación de las variables económicas y, rota esta, es imposible hacer funcionar un sistema.

El nacimiento de un nuevo modelo basado en la generación de riqueza en lugar de la obtención exclusiva de ganancia, es fundamental para poder hablar de reactivación económica.