Recesión Estados Unidos
Recesión Estados Unidos - No habrá doble recesión

La posibilidad de una doble recesión (double-dip como se conoce en inglés) mantiene bastante temerosos a varios sectores sensibles de la economía norteamericana, sin embargo, hay quienes dicen no se volverá a producir un rebote como ocurrió hace tiempo, el que encontró su origen en malas políticas públicas. Aunque los datos sobre la estabilidad financiera en Europa no son auspiciosos, hay quienes confían en que Estados Unidos no caerá dos veces por lo mismo.

Los riesgos son conocidos por todos, la sociedad y economía estadounidense está aún sobreponiéndose a una gran catástrofe, donde reina la desconfianza y son pocos los que confían en la recuperación sostenida. La seguridad de no recaer en una segunda recesión está dada por siete argumentos, los que si bien no aseguran no ocurra, dan algo más de certeza a los afectados.

Siete argumentos que rebaten una doble recesión

  1. Consumo sostenido

    Si se considera a los consumidores (sociedad estadounidense) como un factor preponderante a la hora de evaluar el panorama económico, la buena noticia es que el 70% de los representantes de la economía han reportado un mantenimiento del consumo que da confianza.

    A pesar de la caída en las ventas minoristas en Mayo (-1.4%), durante los doce meses que le precedieron hubo un repunte del 10%. Otra buena noticia es que el ingreso de las familias en Estados Unidos creció al punto de permitir asegurar el consumo actual y garantizar el futuro. La comparación de la tasa de crecimiento de ingresos por persona, permitió en Mayo observar un aumento del 5,4% anual, versus el 4,4% que se promedió en los seis meses anteriores.

    Finalmente, las estadísticas de ahorro privado, dejan en evidencia el flujo extra que se genera ($454,000 millones anuales) y hace factible que los hogares en Norteamérica puedan pagar las deudas sin afectar sus gastos convencionales

  2. Datos inmobiliarios alterados

    Los datos inmobiliarios han sido alterados producto del crédito impositivo de $8,000 para quienes adquirieran su primera casa, lo cual provocó que antes del término de la expiración del beneficio (Noviembre del 2009), muchos compraran una casa y aumentaran así el promedio en un porcentaje importantísimo, que volvió a la normalidad en los meses subsiguientes y bajó en un 12%.

    Nuevamente, para la concesión del segundo tramo del beneficio se produjeron alzas impresionantes al momento de expirar la oferta, provocando así que en Marzo y Abril se aumentara el porcentaje del sector inmobiliario en un 30%, lo que luego volvió a la normalidad con un descenso en el mismo porcentaje. Lo más importante del 2009 y lo que va del 2010, es que el porcentaje de venta de hogares bajó al 27%, lo que sugiere una compensación en la súper venta de bienes inmuebles y el patrón que siguen los precios en la actualidad

  3. Fuertes exportaciones e inversión empresarial

    La evaluación de los últimos 12 meses no ha cambiado, se continúan haciendo compras y envíos de capitales con un crecimiento promedio anual del 3% en Abril y Mayo de este año, lo que demuestra que las empresas no creen que haya una segunda recesión.

    El nivel de las exportaciones durante el primer trimestre en Estados Unidos, creció en un 17% (anual), lo que demuestra que los estadounidenses tienen una economía que mejora y muestra al resto del mundo mucho más resistente a los embates de las crisis financieras

  4. Buen nivel de producción industrial

    El ritmo de crecimiento anual de la producción en minas y fábricas creció hasta el mes de Mayo en un 8%, pues en ese mes llegó al 15%. Con estos datos, claramente no hay un estancamiento, ni tampoco atisbos de una nueva recesión

  5. Seguridad en los empleos

    Las mejoras en la cantidad de horas trabajadas en empleos parciales, temporales y a tiempo completo han aumentado. Ante la comparativa con crisis anteriores, la recuperación en este sentido está mucho más adelantada, aunque las cifras de desempleo no sean alentadoras, es normal que las cosas se normalicen de esta forma

  6. Mejoría de los mercados financieros

    La calma con que han reaccionado los mercados de acciones y bonos, no se condice con la catástrofe financiera que vive Europa, sobre todo cuando ese problema conlleva a riesgos económicos de proporciones. La estabilidad es tal, que el índice TED (1) no ha crecido casi nada en las últimas semanas

  7. China no para de crecer

    El problema financiero en China es preocupante, pero el gran crecimiento mostrado hasta el momento, más las iniciativas gubernamentales por mantener esas tasas de crecimiento en el tiempo, han hecho posible el desinfle de la burbuja inmobiliaria, así como también re-apreciar el valor del “Yuan”. Aún cuando el crecimiento de China baje, de ninguna forma se estancará, y eso no forma parte de las condiciones con las que suele repetirse una recesión


(1) El índice TED es el indicador del mercado de crédito, el cual mide la diferencia que exista entre las tasas de los bonos del Tesoro de Estados Unidos con las tasa interbancaria.
Puntaje: