El gobierno de Japón declaró que los daños provocados por el paso de un terremoto y un tsunami por su país, provocaron daños cuyo costo se estima que será mayor al provocado por el terremoto de Kobe.

Esta afirmación da cuenta de que la economía japonesa sufrirá ciertas dificultades durante este período, aunque según declaraciones del Banco Mundial, esta podrá recuperarse a partir del segundo trimestre de este año.

Según cálculos del gobierno el costo total de los daños causados por la tragedia ocurrida el 11 de marzo es de, aproximadamente, 308.000 millones de dólares (25 billones de yenes).

A tal estimación se suma el costo de los daños que provocó la falta de suministro de productos exportados desde las áreas afectadas hasta el resto de las ciudades, el cual asciende a cerca de 250.000 millones de yenes.

"Hay una posibilidad de que la economía se contraiga en el primer semestre fiscal de 2011", dijo un portavoz del Gobierno.

Los grandes bancos de Japón están considerando ofrecer préstamos a la compañía de electricidad Tokyo Electric Power, para comenzar a reconstruir la red de energía luego del desastre ocurrido en la planta nuclear de Fukushima.

Los prestamistas Mitsubishi UFJ Financial Group y Mizuho Financial Group, también ofrecerían préstamos de 200 a 500 billones de yenes para ayudar al gobierno de Japón a recuperarse de la tragedia.

El portavoz agregó que el Banco de Japón "podría considerar seriamente diferentes opciones de política monetaria para contribuir a una recuperación más rápida de las áreas afectadas".

Puntaje: