Resultados de la reunión anual del FMI

Este fin de semana se llevó a cabo la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI), donde una de las principales resoluciones acordadas fue realizar una fuerte y constante vigilancia sobre las grandes economías para descubrir vulnerabilidades. Sin embargo, lo que todos esperaban no sucedió: un acuerdo de divisas internacionales que alivie la situación actual de los mercados frente a monedas turbulentas.

Al parecer, muchos asuntos quedaron sin resoluciones inmediatas y sufrieron un cambio de agenda hasta noviembre, fecha en que se celebrará la reunión del Grupo de los 20.

Revisar las grandes economías

El Director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, explicó que la idea del FMI es revisar las cinco economías más grandes: la de Gran Bretaña, Estados Unidos, Japón, China, y la Euro zona, a fin de evaluar el impacto de sus políticas nacionales en la economía mundial.

Las palabras oficiales del FMI al respecto fueron: "Se necesitan con urgencia nuevas medidas para reforzar el papel de la institución y su eficacia como órgano mundial de vigilancia macrofinanciera y colaboración política".

Sin embargo, muchos aducen que el comunicado del FMI, no fue claro acerca de cómo realizará dicha vigilancia.

La moneda china en el tapete

El yuan chino sigue en el centro de las polémicas, sin embargo, el Banco Central Chino rechazó el pedido de un acuerdo sobre divisas internacionales o regionales.

Por su parte, tanto Europa como Estados Unidos y otros países de economías emergentes se quejan de que China está devaluando el dólar para favorecer a los exportadores.

Según declaró un funcionario del gobierno de Estados Unidos, el presidente Barack Obama comenzaría la lucha por las monedas en la cumbre de los líderes del Grupo de los 20, a realizarse en Seúl, a mediados de noviembre. Por su parte, Corea del Sur, Brasil y otras naciones de Asia y América Latina, ya han tomado medidas para bajar el valor de sus monedas y poder competir en el mercado.

El día viernes, el Director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, propuso una "iniciativa de estabilidad sistémica", y dijo que el FMI tendrá un papel más activo en materia de divisas.

Situación de los países en desarrollo

Así como Estados Unidos pone a China como protagonista de sus argumentos, los países emergentes hacen lo suyo con USA, y aducen que el lento crecimiento y recuperación de Estados Unidos es la causa fundamental de los desequilibrios en la economía mundial. Luego de lo cual agregan: "Las políticas de EE.UU. que alimentan la debilidad del dólar, están causando problemas a muchas monedas de mercados emergentes".

Korn Chatikavanij, ministro de Finanzas de Tailandia, declaró al respecto: "El FMI no es la institución destinada a velar por los países en desarrollo solamente. Su papel debe ser más amplio, y tienen que darse cuenta de que los errores de las economías más grandes tienen impacto global".

Por su parte, Timothy Geithner, Secretario del Tesoro de Estados Unidos, dijo que hay una relación directa entre las reformas previstas en el Fondo Monetario Internacional, diseñadas para dar a las potencias emergentes una mayor voz, y las políticas cambiarias extranjeras. Finalmente agregó que si los mercados emergentes quieren más influencia deben liberar su control sobre el manejo de las monedas.

Hasta el momento no se han definido acciones concretas para brindar un mejor curso a los problemas anteriormente planteados. Quedan muchos asuntos por resolver en la reunión anual del G20 a realizarse en la ciudad de Seúl, Corea, en noviembre del corriente.

Puntaje: