Blockbuster cierra sucursal

En 2010, la tienda de alquiler y venta de videos se declaró en bancarrota y se vio obligada a cerrar cerca de 300 tiendas. Actualmente, solo existen dos locales de Blockbuster en el mundo, pero esa cifra se verá reducida este mes cuando la otrora gran cadena de video rent, cierre su tienda en Australia. De este modo, solo el local ubicado en la ciudad de Bend, Estados Unidos, será el único sobreviviente en el mundo de un modelo de negocio que marcó época.

Ya en julio del año pasado, cerraron dos locales en Alaska, de tal manera que en Estados Unidos solo la tienda de Bend sobrevive al lado de una carretera y teniendo como vecinos a un minorista de cannabis y un centro de cremación de mascotas.

Por lo pronto, Sandi Harding, gerente general del Blockbusteren Bend, ha manifestado sentirse emocionada al enterarse de que su tienda será la única en quedar en pie.

El local es fruto de una franquicia desde el 2000. Cuenta con 4.000 cuentas activas y todos los días suscribe nuevos clientes, muchos de ellos turistas que han viajado a la ciudad solo para visitar la que será la única tienda en el mundo de una emblemática cadena.

Pero existe una razón importante por la que este local se ha mantenido en pie todo este tiempo, y es que alrededor de él existen comunidades muy pequeñas, las cuales no tiene acceso fácil a Internet de alta velocidad, muy necesario para la trasmisión de contenidos por streaming.

La noticia ha motivado que una cervecera local elaborara una bebida especial para celebrar un hecho que considera histórico. Mientras que un par de cineastas ha recaudado fondos para realizar un documental sobre el Blockbusterde Bend.

Harding ha manifestado sobre este suceso:

Es como el vinilo viejo y cómo todos quieren tener tocadiscos de nuevo. Llegamos a un lugar donde algo fuera de fecha vuelve a entrar, definitivamente hay interés en mantener viva esta forma casi extinta de disfrutar de las películas.

El futuro de Blockbuster

Sobre lo que le espera a la tienda, Harding ha revelado que aún le quedan varios años de arrendamiento y un acuerdo de licencia que los propietarios renuevan cada año con Dish Network, firma dueña de la cadena Blockbuster.

De esta manera, Blockbuster sigue el camino de otras cadenas que, en su momento de gloria, contaron con cientos de tiendas en el mundo, pero que actualmente solo quedan de ellas algunos rezagos, como es el caso de la cadena de música Tower Records o los restaurantes Howard Johnson.

Ahora sí Blockbuster tiene todo el derecho de sentirse la última Coca Cola del desierto, literalmente.