Una explosión en el aeropuerto Domodedovo de Moscú, el aeropuerto más grande y ocupado de Rusia localizado al sureste de la ciudad, mato a 31 personas el Lunes 24 de Enero en horas de la tarde, en un acto que se presume sería un ataque suicida perpetrado por terroristas.

Pasajeros y personal del aeropuerto se percataron de una cadena de humo que salió del área de entrega de equipaje del aeropuerto, incitando pánico y huída entre los presentes. Otras fuentes indican que la explosión tomo lugar cerca a un café en las afueras de la zona de arribo internacional.

De acuerdo con reportes emitidos por la prensa local e internacional, existen varias docenas de personas heridas. La agencia Interfax citó palabras del ministro de salud indicando que 130 fueron heridos, 20 de ellos se encuentran en estado crítico.

Los reportes indican que 50 ambulancias fueron despachadas para socorrer a los heridos.

Los otros dos aeropuertos principales de Moscú y el sistema de transporte público subterráneo (metro) fueron declarados en estado de “alerta alta de terror”.

El aeropuerto Domodedovo se ha convertido en la central de vuelos domésticos. Durante tempranas horas de la noche los vuelos fueron derivados a los aeropuertos de Vnukovo y Sheremetyevo.

Dentro de las principales aerolíneas que hacen uso del atacado aeropuerto se encuentran Lufthansa, Austrian Air, British Airways y la aerolínea rusa Transaero.

Rusia tiene historia de ataques de bombas en aviones y en el sistema de transporte público subterráneo. El 29 de marzo del año pasado se dio un atentado suicida en el subterráneo de Moscú cobrando varias víctimas fatales.

Puntaje: