El régimen de Nicolás Maduro interpuso una inhabilitación política al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó. La medida fue anunciada por el denominado Contralor General de la República, Elvis Amoroso.

La inhabilitación tiene una duración de 15 años, y según la administración de Guaidó no tiene efectos concluyentes, pues la designación del encargado de la oficina de la Contraloría General venezolana fue realizada por la Asamblea Nacional Constituyente, que ha sido declarada ilegal por estar al margen de la Constitución.

El presidente encargado aseguró que continuará recorriendo las calles para lograr sus objetivos que son “el cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”.

Términos legales

El hecho de la inhabilitación significa, en términos legales, la prohibición para ejercer cargos públicos por el período determinado. Y representa la última de las medidas impuestas por el régimen de Maduro en contra del también presidente de la Asamblea Nacional del país caribeño.

Por su parte, Juan Guaidó aseguró que no se detendrá ni un segundo en su objetivo, por lo que convocó a una concentración nacional para el pasado 30 de marzo en contra de los constantes apagones eléctricos del que han sido víctima más del 90% de la población venezolana.

Las causas justificadas por Amoroso para la inhabilitación tienen que ver con la declaración fiscal del presidente encargado, en la que considera que existen inconsistencias, aseverando que su tasa de ingresos se desdice con la de sus gastos.

Viajes

El contralor informó que Juan Guaidó llevó a cabo más de 90 viajes al exterior del país en 2015, gastando más de 310 millones de bolívares, que equivalen a 94.000 dólares aproximadamente, sin declarar cómo fue posible tal gasto.

Además, informó que al menos 200 millones de bolívares, aproximadamente 60.700 dólares, fueron utilizados por Guaidó para hospedarse en hoteles de lujo en el exterior de Venezuela.

Las acusaciones hacia el presidente encargado han estado a la orden del día desde inicios de año, cuando asumió las riendas políticas del Congreso Nacional. Ha sido señalado, incluso, de ser parte de un plan de golpe de Estado, con apoyo de los Estados Unidos.

Además de Guaidó, otros dirigentes opositores también han sido inhabilitados políticamente como Henrique Capriles Radonski y Leopoldo López, este último siendo condenado a prisión.

Acciones y decisiones

A pesar de haber sido inhabilitado y correr el riesgo de ser detenido por desacato, Juan Guaidó, ha seguido tomando decisiones internas y externas que afianzan su liderazgo e influencia sobre los distintos sectores del país. Una decisión reciente fue el indulto del líder político Leopoldo López, quien se encontraba detenido desde 2014 y sobre el cual pesaba una condena de casi 15 años de prisión. Con ayuda de sus custodios y haciendo caso a la decisión del presidente encargado, López fue liberado y visto en las calles de Caracas dirigiendo las protestas. Actualmente se encuentra resguardado en la embajada de España.

Guaidó sigue al frente de la Asamblea Nacional venezolana, ahora con representación en la OEA y en constante comunicación con las principales potencias de occidente. A pesar de la amenaza de ser detenido, no ha dejado de aparecer públicamente en las distintas acciones de calle, así como de dar lineamientos a los venezolanos sobre la escalada de la Operación Libertad.