martin vizcarra
Martín Vizcarra

El pasado miércoles 9 de enero, durante una conferencia de prensa, el presidente de Perú, Martín Vizcarra, recibió a bocajarro una pregunta que visiblemente lo dejó incómodo ante la prensa.

Una periodista le preguntó directamente si la empresa constructora constituida con su hermano, “C y M Vizcarra” fue proveedora de la cuestionada Odebrecht para la construcción de la Carretera Interoceánica Sur, a lo que un dubitativo Vizcarra respondió “No, en absoluto”.

Pero este es el año de La lucha contra la corrupción y la impunidad, y en aras de ese ideal, es que debe aclararse que la respuesta del presidente no es del todo exacta.

El programa informativo Panorama propaló el último domingo, un informe que revela que la empresa “C y M Vizcarra SAC” brindó servicios al consorcio Cornisa entre los años 2006 y 2008.

¿Qué es Cornisa? Es el consorcio formado por las empresas Odebrecht, Graña y Montero, ICCGSA y JJC Contratistas Generales para la construcción de la Carretera Interoceánica Sur. Cabe resaltar que Odebrecht tenía un 70 % de participación en dicho consorcio que a su vez pagó al ex presidente Alejandro Toledo una coima de 20 millones de dólares, según confesión de los implicados, por la construcción de la mencionada carretera.

C y M Vizcarra

Entre los años 2006 y 2008, el hoy mandatario, se encontraba dedicado de lleno a la empresa que fundó junto a su hermano César Vizcarra Cornejo quien se desempeña hasta el día de hoy como gerente general de la empresa. En aquel entonces Martín Vizcarra tenía el cargo de gerente de operaciones.

Es obvio entonces que, al ser socio, dueño y gerente a la vez, Martín Vizcarra debía estar al tanto de los detalles del negocio, por lo que resulta imposible que no conociera acerca de los servicios que brindaba a Cornisa. Aun así, el pasado miércoles, el mandatario respondió que no conocía del contrato y que la información no se ajustaba a la verdad.

Sí, pero no

Sin embargo, el día de ayer, el presidente Vizcarra dio declaraciones a la prensa, ya mejor asesorado, y trató de despejar las dudas sobre su accionar. En esta oportunidad sí reconoció haber brindado servicios a Cornisa, pero se justificó aduciendo que, por aquel entonces, nadie sabía nada acerca de los actos de corrupción de las empresas que conformaban el consorcio Cornisa.

Hace doce años, ninguna de las empresas que trabajaban tenían inconvenientes para contratar y no tenían ninguna denuncia por irregularidades.

Al oír las dudas, imprecisiones y contradicciones del presidente con respecto a sus negocios, es inevitable recordar a su, también dubitativo y esquivo antecesor, Pedro Pablo Kuczynski.

Puntaje: